ciberseguridadLos ingresos por ciberseguridad en el sector asegurador crecerán a una tasa anual compuesta de más del 10%, pasando de 6.400 millones de dólares en 2020 a 10.600 millones en 2025. Así lo revela el informe ‘La ciberseguridad en los seguros’ de GlobalData que, además, recuerda que gigantes como Axa, CNA Financial, Tokio Marine o Marsh & McLennan sufrieron ciberataques solo en 2021.

En este contexto, el informe también aconseja a las aseguradoras a que naveguen por el tema con cautela o pueden arriesgarse a sufrir daños en su reputación, ya sea por una violación de datos o por negarse a realizar un pago de seguro cibernético. Asimismo, una Encuesta de Seguros para Pymes 2021 de GlobalData concluyó que la contratación de ciberseguros entre las pymes británicas cayó del 12,6% en 2020 a un 11,2% en 2021.

Amrit Dhami, analista asociado de investigación temática de GlobalData, confirma que la rápida transformación digital del sector asegurador está impulsando el aumento del ciberriesgo. “El sector está adoptando rápidamente las tecnologías digitales, incluyendo la nube, el internet de las cosas, la inteligencia artificial y el análisis de datos para competir con las insurtechs, satisfacer las demandas de los consumidores de personalización e interfaces digitales convenientes, y en respuesta a la pandemia Covid-19”, señala.

“La guerra entre Rusia y Ucrania ha aumentado la probabilidad de que se produzcan ciberataques patrocinados por el Estado y dirigidos a infraestructuras críticas, operaciones militares y empresas. Estos ataques no sólo se dirigen a las aseguradoras, sino que dan lugar a costosos pagos y dañan la reputación de las que son reacias a pagar”.

Dhami concluye: “Por supuesto, no son solo las aseguradoras las que se enfrentan a un mayor riesgo cibernético, y todo ello se retroalimenta en el sector de los seguros a través del producto de seguro cibernético. El seguro cibernético es ahora mucho más arriesgado para las aseguradoras, ya que algunas bandas de ransomware se dirigen a empresas con pólizas de seguro cibernético, ya que es más probable que paguen un rescate. Por ello, no es de extrañar que aseguradoras como Axa y AIG se replanteen sus pólizas de ciberseguro para mitigar el mayor riesgo de pago mediante primas más elevadas o la reducción de la cobertura de los clientes”.

“Al mismo tiempo, cada vez menos pymes quieren contratar un seguro cibernético debido a la crisis del coste de la vida y al aumento de los gastos generales, lo que hace más difícil que puedan permitirse la cobertura. Este problema no hace más que agravarse porque las aseguradoras suben los precios de sus ciberseguros”, alerta.