Antonio Manero, SAPAntonio Manero,
especialista en Soluciones de Seguro de SAP España

Ahora ya no basta con hacer lo de siempre y obtener los mismos resultados. Más allá de mantener el negocio de seguros funcionando, cabe exigir a los departamentos de Sistemas de Información (IT) facilitar soluciones que permitan dar un gran salto hacia adelante y que vayan más allá de la pura operativa contractual. Ahora es necesario proveer nuevas soluciones, robustas y escalables, que permitan recoger, procesar, ejecutar, invocar, predecir y compartir todo aquello que sea relevante para el negocio asegurador, proponiendo cauces de actuación que faculten – más allá del día a día de lo meramente transaccional – a anticiparse a modas, gustos, necesidades e inquietudes de los clientes y mercados.

Como ya enunció Lewis Carroll en ‘Alicia en el país de las maravillas’: ¡Qué pobre memoria es aquélla que solo funciona hacia atrás! y exactamente esto es de obligado cumplimiento para el sector asegurador. Ya no basta con gestionar mirando solo al pasado como si esto permitiera acopiar lo conocido y reconocible, sino que hay que predecir tendencias, acompañar necesidades y hasta provocar pensamientos para diferenciarse de la competencia y proporcionar valor de calado tanto a los clientes como a la sociedad en la que se opera. La alternativa es anquilosarse y morir.

Pero para ello deben cumplirse ciertos requisitos indispensables. Es básico tener toda la información relevante de nuestro negocio tanto disponible como perfectamente ordenada, además de adecuadamente calibrada, accesible por cualquier dispositivo que se vaya a utilizar, sea cual sea el entorno de trabajo, en cualquier momento, para cualquier necesidad y por cualquier perfil de usuario. Todo esto no es magia, sino mera supervivencia. Pero más allá de lo funcional está el poder anticiparse a las contingencias, lo cual permite asegurar un puesto de privilegio en la percepción que de la empresa tenga el mercado, además de posibilitar rentabilidades atractivas a los accionistas, carreras interesantes a los empleados y aquilatados servicios a todos los clientes de la compañía aseguradora.

Para ello hay que tener presente aquella otra frase del mencionado Lewis Carroll Puedes llegar a cualquier parte, siempre que andes lo suficiente. Es decir, no quedarse estancado, sino atreverse a utilizar nuevas herramientas y hacer propuestas innovadoras. ¡No se duerma en los laureles y póngase en funcionamiento!