riesgos

Los riesgos digitales son la amenaza más importantes para las empresas. Lo son tanto a corto (12 meses) como a medio plazo (3 años).

El ‘Informe de Gestión de Riesgos en Europa 2020’, elaborado por la Federación Europea de Asociaciones de Gerentes de Riesgos (Ferma) coloca las amenazas cibernéticas como el riesgo número 1 en ambos plazos.

Además, el robo y el fraude de datos están aumentando en importancia. Se sitúan en el número 4 a corto plazo.

Riesgos

La encuesta de Ferma pone de relieve el papel estratégico que la profesión de gerente de riesgos está teniendo en las empresas. El 60% de estos profesionales evalúa los riesgos relacionados con las diferentes estrategias consideradas por su organización durante la definición de su estrategia (2018 – 47%).

Este trabajo se realizó antes de que las implicaciones del Covid-19 estuvieran claras.

El 67% de los gerentes de riesgos utiliza tecnologías innovadoras

En particular, el informe valora el uso que estos profesionales hacen de las tecnologías innovadoras en sus actividades. Desde análisis visualización de datos, a automatización de procesos y/o inteligencia artificial.

El principal obstáculo para el uso de las nuevas las tecnologías es las grandes inversiones que representan para la función (55%). También se cita la falta de valor añadido percibido (52%).

Por otro lado, más de la mitad trabaja estrechamente con los departamentos de TI y de seguridad de la información en los ciberriesgos o lo tienen dentro de su equipo. Las amenazas cibernéticas fueron identificadas por el 69% de los gerentes de riesgos que utilizan tecnologías innovadoras como uno de los riesgos más críticos para su las perspectivas de crecimiento de la organización.

Además, más de un tercio de los gerentes de riesgo participan directamente en la gestión de los riesgos relacionados con la adopción de nuevas tecnologías por parte de su organización.

Dirk Wegener, presidente de Ferma, concluye: “Los gestores de riesgos aprovechan cada vez más la tecnología innovadora para mejorar la medición, el análisis y el tratamiento de los riesgos. Esto es esencial para que podamos gestionar las lecciones aprendidas para el mundo posterior al Covid-19 para nuestras organizaciones”.