Sergio Carrascal Responsable de Líneas Financieras de BERKLEY ESPAÑA‘Casi tres millones de pymes en España están desprotegidas antes los ciberataques’ ‘Importante ciberataque contra el Ayuntamiento de Jerez’. ‘Los ciberataques a empresas de interés estratégico en España crecen un 25%. Son algunas de las múltiples noticias que han aparecido en prensa en el último mes y que hacen referencia a ataques cibernéticos.

Empecemos por definir ataque cibernético o ciberataque, que se consideraría como una seria de acciones cuyo objetivo es destruir o comprometer los sistemas informáticos de una organización.

Según el último informe de Kapersky, compañía dedicada a la seguridad informática, el 60% de las pymes cierra a los 6 meses posteriores a un incidente cibernético. Teniendo en cuenta que, según datos del Instituto Nacional de Ciberseguridad, siete de cada diez ataques cibernéticos en España está dirigido a este tipo de empresa, y recordando que en nuestro país el 99.8% de las empresas son consideradas pymes, el riesgo comprometido es tremendamente elevado.

La delincuencia cibernética tiene hoy un coste aproximado de 550 millones de euros anuales, un 35% superior a la cifra existente hace 5 años. Y es que los delincuentes emplean métodos cada vez más innovadores para robar datos, cometer fraude o extorsionar.

A día de hoy, los incidentes cibernéticos se han convertido en la segunda preocupación de las empresas en España con un crecimiento anual exponencial. Si además tenemos en cuenta que la digitalización ha calado en nuestro tejido empresarial, con independencia del tamaño de las empresas, el riesgo y preocupación existente es aún mayor. Según el Instituto Nacional de Estadística, a comienzos de 2018, el 75% de las empresas con menos de 10 empleados ya utilizaban acceso a Internet, cifra que se ha incrementado considerablemente con respecto a años anteriores.

Nuevas amenazas, nuevos retos

Al mismo tiempo, y como consecuencia de la digitalización, las empresas gestionan y/o almacenan mayores cantidades de información en sus sistemas. Los datos se han convertido en un importante activo para las organizaciones.

Todo ello, expone a las entidades a una serie de nuevas amenazas: intromisión de terceros en los sistemas informáticos, filtraciones de información, robo y pérdida de datos, extorsiones cibernéticas, fraude…

Junto a ello, la regulación en materia de protección de datos se ha vuelto más exigente. Cualquier ciudadano de la UE tiene derecho a presentar reclamaciones de forma individual o colectiva si considera que el tratamiento de sus datos personales vulnera el RGPD.

Las autoridades, por su parte, podrán investigar y corregir dichas infracciones ya que están en disposición de ordenar al responsable o al encargado que facilite información, lleve a cabo auditorías u obtenga acceso a los datos, locales y equipos. Estas sanciones variarían desde advertencias hasta ordenar supresión de datos e imponer multas.

Todo esto supone nuevos retos para la empresa, la cual necesita protegerse frente a estos nuevos riesgos y contar con un producto asegurador especialista.

WR BERKLEY ESPAÑA lleva meses trabajando de la mano de Berkley Cyber Risk Solutions (BCRS), entidad norteamericana del mismo grupo, en confeccionar una solución aseguradora con nuevas coberturas en el mercado para dar la mejor solución a nuestros clientes frente a estos ciberataques y sus peligrosas consecuencias.