smart

Una de las consecuencias que puede traer consigo la aplicación del blockchain en el sector asegurador es la posibilidad de crear smart contract, es decir, contratos capaces de auto-ejecutarse una vez que se cumplen las condiciones fijadas en su programación. En esencia, explica Antonio Serrano, Doctor en Derecho y CEO de la Escuela de Programación y Emprendimiento Spartanhack, “estos contratos automáticos funcionan como la sentencia if-then (si-entonces) de cualquier otro programa de ordenador. Con la diferencia de que se realiza de una manera que interactúa con activos reales. Cuando se dispara una condición pre-programada, el contrato inteligente ejecuta la cláusula contractual correspondiente”.

Serrano, en entrevista para el portal Estamos Seguros, destaca que esto “va a impactar claramente en el sector asegurador, pues con ello, no solo se puede producir una desintegración vertical, sino que se pueden favorecer los Seguros P2P, se pueden fomentar los microseguros, e incluso se pueden sustituir los modelos de negocios basados en la intermediación de información aportada por las partes de un seguro”.

Gracias a estos avances, los procesos pueden ser “mucho más ágiles” tanto para la aseguradora como para el tomador y, por ende, el abono de las indemnizaciones se realizará con mayor rapidez.  Además, indica, “el ahorro potencial que podrían generar los smart contracts en relación con los costes de tramitación, solamente en los seguros de automóvil, podría ascender aproximadamente a un 13%-15% anual, pudiéndose trasladar parte de ese ahorro a los clientes con una reducción de las primas de seguro”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here