allianzpartners colabdic23 imagenEl sector turístico está viviendo una fuerte transformación en las prioridades y las necesidades de los viajeros, que impacta directamente en los protocolos que las empresas tienen que actualizar para organizar los viajes de negocios.

La pandemia y la compleja situación económica de los últimos años han levantado nuevas barreras en la movilidad. Los requisitos para viajar son cada vez más estrictos, no solo a nivel político, sino también en las normativas y exigencias de los actores del sector. Los viajeros tienen que estar más informados y preparados que nunca, y en el caso de los viajes de negocios, esto se extrapola, también, a las empresas.

Por eso las compañías tienen la obligación de identificar y conocer los riesgos del viajero actual para saber adaptar sus necesidades de viaje al contexto actual. El primero, es la alta probabilidad de que se produzcan interrupciones en los trayectos. Las empresas de transporte están lidiando con la inflación y la alta subida del precio de los carburantes, lo que genera malestar entre los empleados. Muchos trabajadores de la industria están haciendo huelgas promovidas por los bajos salarios y las malas condiciones laborales. Esto se traduce, directamente, en retrasos y cancelaciones.

También cabe destacar la tensa situación geopolítica y el estallido de la violencia en los últimos años. Los conflictos en el este de Europa y en Oriente Medio han endurecido los controles y los protocolos y esto complica la libre movilidad de los viajeros. Como consecuencia de ello, aflora la falta de garantía de contar con sistemas de ciberseguridad que garanticen el funcionamiento de los dispositivos y la protección de datos en cualquier país del mundo.

Por supuesto, también hay que sumar la subida del coste de la vida y las presiones inflacionarias, que muchas veces provocan desajustes entre lo que gasta el empleado en su viaje y la política de gastos de su empresa.

El papel de las compañías es hacerse cargo de todas estas dificultades y entender el contexto actual para minimizar –si fuera necesario- los desplazamientos que alberguen algunos de estos riesgos. También, deben contar con seguros de Viaje amplios y solventes, que ofrezcan una cobertura integral del usuario para garantizar su seguridad y protección.

En este sentido, Allianz Partners cuenta con un servicio completo que incluye, entre otros, la asistencia médica, la prolongación de la estancia o el regreso anticipado. También, el servicio de defensa y asesoría legal, así como el anticipo de fondos o de la fianza. A su vez, es fundamental contar con una cobertura de desplazamiento de un profesional sustituto para evitar dificultades. En este caso, la compañía aseguradora asume todos los costes de cambio de titulares. Estas condiciones deben revisarse y adaptarse al destino y a las necesidades de cada desplazamiento.