luko_team_webSegún los medios de comunicación franceses, la insurtech Luko ha solicitado un procedimiento de salvaguardia para saldar una deuda de 45 millones de euros. Un procedimiento de salvaguardia está diseñado para empresas que no se encuentran en estado de insolvencia, pero que afrontan dificultades que pueden llevarlas a la insolvencia.

Según los informes, Luko presentó la solicitud tras las dos adquisiciones que realizó en 2022: la empresa alemana de seguros Coya y la francesa de garantía de alquiler Unkle. Luko no liquidó un pago de 12 millones de euros a Unkle que vencía en abril.

La insurtech, que recaudó 85 millones de dólares, contaba con una nueva ronda de financiación tras estas adquisiciones, pero hasta ahora no ha podido conseguir capital adicional.