MAPFRE se ha unido a cerca de 70 empresas de diferentes sectores para constituir la primera red nacional regulada del mundo basada en blockchain.

El consorcio bautizado con el nombre de Alastria, desarrollará la tecnología de registros contables mediante el intercambio de datos, con los que se acelerará la transformación digital de distintos sectores y aportará agilidad, veracidad, seguridad y eficiencia en los procesos.

El proyecto, además de por MAPFRE, está respaldado por empresas como Santander, BBVA, Repsol, Gas Natural, Sabadell, Endesa, o BME, entre otras.

Tal y como detallaron los representantes de las empresas participantes durante la presentación de esta herramienta, el foco de atención será la identidad digital, lo cual permitirá que los ciudadanos tengan el control sobre su información personal de forma transparente.

by INESE