Legado digital“Vamos a aplicar el Sandbox de exención para constituir una aseguradora de Decesos de manera que, sin licencia actual y con un proyecto innovador basado en las nuevas tecnologías, reduzcamos a la mitad el fast track y podamos garantizar la financiación”. Así lo ha dado a conocer la fundadora y CEO de Mi Legado Digital, Judith Giner, también vicepresidenta de AEFI, durante su participación en el Global Summit for Insurance Innovation.

Esta financiación, según detalló, se pretende destinar, sobre todo, a la constitución del capital social exigido en este tipo de aseguradoras, y que asciende a 2.103.000 euros, y a la contratación de personal para cubrir los cuatro “pilares” de Solvencia II: actuarial, riesgos, auditoria y siniestros.

Respecto a su hoja de ruta, avanzó que la intención es “crecer de manera importante y sostenible en los tres próximos años, tanto en usuarios como en facturación, e internacionalizarnos a nivel de Latinoamérica y Europa, pero el ritmo nos lo van marcando las solicitudes”.

Para alcanzar estas metas la insurtech está creando alianzas en todos los sectores, replicando todos los modelos en el resto del mundo y continúa innovando para sus usuarios y clientes “intentando adivinar el futuro, haciendo marketing de guerrilla, organizando eventos que nos posicionen también como referentes y acudiendo a otros del sector como ponentes y crecer en el número de colaboraciones”, comentó.

Evolución

Fundada en 2014, cuando inicialmente su software lo que hacía era gestionar las voluntades de la persona, hasta que en 2018 pudieron llamarlo testamento digital, al quedar recogido y reconocido en el artículo 96 de la Ley Orgánica de Protección de Datos en 2018, actualmente Mi Legado Digital cuenta con más de un millón de usuarios registrados en la plataforma.

El proyecto evolucionó al ‘Testamento inteligente’ (Smart will), una plataforma online para gestionar las voluntades de las personas. Se trata de una herramienta para aunar con plena validez jurídica todos los testamentos en una única herencia, conectando en tiempo real a todos los intervinientes en dicha herencia. “Ahí englobamos no solo el patrimonio analógico y los activos digitales sino también el testamento vital y el legado genético”.

Esta herramienta, además, permite a los usuarios facilitar la gestión post mortem a la familia, ejercer el derecho al olvido y preservar el legado para que cuando se fallezca. Al mismo tiempo, en vida puede proteger otro tipo de derechos fundamentales, cuidar de su identidad y reputación online y el control de la privacidad e intimidad en la red, entre otros servicios. En concreto, cuando el cliente fallece, esta solución libera una cápsula, diseñada como un Smart contract, con todas las voluntades del testador. Utiliza tecnología blockchain, el sello de tiempo electrónico para constatar con fecha y hora todas las transacciones realizadas en la plataforma y firma digital.

Actualmente, entre sus grandes clientes figuran Catalana Occidente y Bankia. Además, han tenido más de 300 apariciones en medios de comunicación analógicos y digitales. “Tenemos una misión muy ambiciosa: concienciar al mundo acerca de nuestra dimensión digital y ayudar a actualizar los sectores funerarios y asegurador”, aseguró la directiva.

“Con la propuesta de esta solución hemos creado varios modelos de negocio B2B-B2C con los cuales facturamos actualmente y hemos abierto otras líneas de negocio en las que estamos trabajando como son la recuperación de activos digitales (cazadores de herencia digitales), el cryptolegado (custodia de criptomonedas), la creación de un producto de decesos actualizado (con una cuota mensual por póliza y asegurado) y la consulta de prueba de vida por la que, a través de determinadas variables, podemos averiguar si una persona está viva o está fallecida”, matizó.

Aportación contra el Covid-19

Desde que empezó la crisis sanitaria, en España el consumo de internet ha aumentado un 40% en las zonas rurales durante el confinamiento y las búsquedas del término “testamento online” se han multiplicado por cinco en Google en las últimas semanas. Además, un reciente estudio reveló que la pandemia ha llevado a cuatro de cada diez jóvenes a hablar sobre la muerte; concretamente, sobre el tipo de atención que desean al final de la vida o dónde les gustaría morir.

“Como vemos que algo está cambiando en estas semanas, hemos puesto a disposición de la sociedad nuestro servicio de testamento online gratuito y nuestro servicio de velatorio interactivo”, señaló. También han abierto al sector funerario y asegurador su herramienta ‘Digital Funer Box’, para gestionar de manera 100% online todos los documentos necesarios tras una defunción y en pocos minutos. A través de ella se puede solicitar y hacer seguimiento de certificados (de defunción, de últimas voluntades, de coberturas de seguros), pensiones (de viudedad y orfandad) y otros tipos de informes y servicios de los que ofrece Mi legado Digital.