Mujeres y carreras STEM: mitos y realidades

A punto de terminar la semana de la Mujer, enmarcada alrededor del 8M, muchas han sido las voces que han puesto el acento en una realidad que sigue latente: la falta de mujeres directivas y en los órganos de control dentro de empresas relacionas con carreras STEM.

Este año el llamamiento de la ONU Mujeres y Naciones Unidas se ha celebrado bajo el lema ‘Por un mundo digital inclusivo: Innovación y tecnología para la igualdad de género’. Y es que desde el organismo recalcan la persistencia de la brecha de género en el acceso digital impide a las mujeres disfrutar plenamente del potencial de la tecnología.

«Su infrarrepresentación profesional y académica en las disciplinas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (science, technology, engineering, math, STEM) sigue siendo un importante obstáculo para su participación en la gobernanza y el diseño de la tecnología. Y la omnipresente amenaza de la violencia de género en línea —combinada con la falta de amparo legal— las obliga demasiado a menudo a abandonar los espacios digitales que ocupan», afirman desde los organismos.

Solo un 20% de los especialistas TIC en España eran mujeres

Algunos datos que siguen recordando esta brecha, cada vez más acuciante, se observan en el informe de Empleo Tecnológico realizado por el ONTSI pone de relieve que tan solo el 20% de los especialistas TIC en España son mujeres y refleja que únicamente una de cada tres empresas españolas dispone de mujeres especialistas TIC en sus plantillas, y de estas, solo el 6% cuenta con un equipo formado por la mitad de especialistas mujeres.

Y es que, según la Comisión Europea, cerca de un 25% de la brecha salarial de género está relacionada con la presencia de mujeres en sectores con rangos salariales más bajos, como el de cuidado de menores. Concretamente, el Instituto Europeo de la Igualdad de Género afirma que el 52% de las mujeres reconocen cuidar y supervisar a los niños a su cargo contra el 23% de los hombres.

Desde la consultora The Valley recuerdan que este hecho contrasta con el dato positivo que refleja Eurostat, que señala que la brecha salarial en España es un 13% menor que en el conjunto de la UE y destaca por la reducida brecha que se encuentra en el sector de la información y las comunicaciones, tan solo un 8,6%, lo que indica que la incorporación de más mujeres a este sector será una de las principales soluciones para cerrar esta diferencia entre profesionales.

Si se analiza desde un punto de vista de desempleo global, en el último informe de población activa, ya se hablaba de una brecha de casi el 20% entre mujeres y hombres en situación de desempleo en el último trimestre de 2022.

Ante el reto de aumentar la presencia de mujeres en el sector tecnológico y en posiciones de liderazgo se vuelve imprescindible la formación. En este sentido, Juan Luis Moreno, Partner y CIO de The Valley afirma: “Con profesionales referentes en sus sectores y perfiles, tanto tecnológicos como de directivas, que han sido capaces de liderar la transformación de sus empresas”. ¿Cómo? El directivo lo tiene claro: “Para acercarnos a cerrar esta brecha es necesario afrontar tres cuestiones fundamentales: Más formación especializada, romper el techo de cristal y lanzarse al emprendimiento”.

Formación STEM, especialización y referentes:

Una de las razones por las que el número de especialistas TIC femenino es inferior al masculino es el desequilibrio existente entre el número de hombres y de mujeres graduadas en ciencia, tecnología, matemáticas o ingeniería.

El sector TIC está mayoritariamente ocupado por profesionales masculinos y según el informe Datos y Cifras 2020-2021 realizado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, solo el 29% de los matriculados en carreras de ingeniería eran mujeres y en carreras de informática este porcentaje bajaba hasta el 13,4%.

Esto se refleja en el mercado laboral, en el que todavía se hace difícil encontrar profesionales mujeres especializadas en ciertas áreas como desarrollo o ciberseguridad, en las que precisamente la demanda no profesionales no deja de crecer. «Para solucionarlo, queda patente que es necesario fomentar que niñas y jóvenes se interesen por profesiones tecnológicas y para ello, será fundamental que cuenten con referentes a los que seguir y en los que verse reflejadas», afirma la consultora.

Posiciones de dirección y liderazgo para romper el techo de cristal:

Hoy en día, tan solo un 22% de la representación en los puestos de alta dirección de las empresas del IBEX está ocupado por mujeres, y en cuanto a las administraciones públicas, el porcentaje de mujeres que ocupaban los órganos superiores y altos cargos de la Administración General del Estado en 2021 se situaba en un 43,7%, según datos del INE.

En este sentido, contar con mujeres en posiciones de alta dirección y liderazgo es otro de los pilares sobre los que se alcanzará el cierre de la brecha de género, para ello, es necesario fomentar las políticas de conciliación y los planes de igualdad dentro de las empresas.

Emprendimiento e innovación: 

Es necesario que el ecosistema emprendedor español pueda contar con un mayor número de mujeres que se lancen a iniciar proyectos innovadores.

Según el Informe de Emprendimiento de Mujeres realizado por GEM, tan solo un 5,9% de las mujeres tienen intención de emprender en los próximos tres años frente a un 8% de los hombres, mientras que el porcentaje de mujeres con negocios consolidados (más de tres años y medio de vida) se sitúa en un 5,8%, frente al 7,6% de los hombres.

Por otro lado, en lo relacionado a la innovación, el informe Mujeres Investigadoras publicado por el CSIC indica que apenas el 35% de los proyectos nacionales vigentes en 2021 en este organismo estaban liderados por investigadoras, lo que indica la baja representación en posiciones de liderazgo también en este sector, de la misma manera que en las pymes son sello “innovador”, entre las que tan solo un 15% cuentan con una mujer como representante legal.