Munich Re respalda la última ronda de FloodFlash

La insurtech de seguros paramétricos FloodFlash ha conseguido 15 millones de dólares en una ronda de financiación de serie A liderada por Buoyant Ventures, con sede en Chicago, y el fondo Munich Re Ventures, con sede en San Francisco.

Junto a ellos, también figura Sony Financial Ventures/Global Brain (Tokio), MS&AD Ventures (San Francisco) y PropTech1 (Berlín), que se suman a los inversores ya existentes: Pentech, Local Globe e Insurtech Gateway.

Esta inversión se produce tres meses después de que FloodFlash anunciara una nueva asociación de capacidad aseguradora con Munich Re.

La insurtech utilizará este impulso financiero para avanzar en su expansión internacional, «con mercados objetivo como Estados Unidos, Alemania, Australia y Japón».

Respaldo a la cobertura paramétrica

FloodFlash considera que el gran vacío de protección contra las inundaciones en el mercado estadounidense es la «mayor oportunidad de expansión» que tiene ahora mismo. La insurtech ya realizó importantes incursiones en el Reino Unido el pasado año.

«Esta inversión supone un respaldo a nuestra cobertura paramétrica y al modo en que la utilizamos para resolver problemas del mundo real», explica el CEO de FloodFlash, Adam Rimmer. «El grupo de inversores de la ronda no podría estar mejor adaptado para apoyar nuestros esfuerzos en la solución de los problemas en torno al infraseguro frente al cambio climático», añadió.

«Los seguros paramétricos están teniendo por fin su momento en las insurtech y creemos que el enfoque de FloodFlash atraerá a cientos de miles de empresas en los Estados Unidos y a todos los mercados», añadió, por su parte, Ben Bergsma, director de Inversiones de Munich Re Ventures. Además, remarca: «Suscribir con éxito un seguro paramétrico contra catástrofes naturales no es una tarea sencilla. La solución holística de FloodFlash, que incluye una sofisticada suscripción y supervisión a nivel de edificio, así como una plataforma intuitiva en la nube para corredores y agentes, es un cambio de juego para el sector».