Muno

Lo contábamos en el BDS de este pasado martes. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) ha autorizado a BBVA a crear una agencia de seguros vinculada online cuya primera apuesta son los seguros para la cobertura de las bajas por enfermedad de autónomos. La firma, fruto del trabajo de seis meses del departamento de Venture Creation del banco, trabajará de forma independiente suscribiendo en nombre de BBVA SEGUROS.

“Participativos, transparentes y solo para autónomos”. Así se presenta Muno, la agencia de seguros que sigue la estela de otras startups internacionales, como Friendsurance o Lemonade, conjugando tecnología y modelos de negocio de seguro P2P.

¿Cómo funciona?

Cada asegurado paga una prima de 19, 39 o 59 euros mensuales (con las que obtiene compensaciones por día de baja de 30, 60 y 90 euros, respectivamente). De ese dinero, Muno se queda entre un 24,58%  y un 30,60%, en función de la prima pagada (hay que recordar que en el caso de Lemonade este porcentaje es fijo del 20%, aunque es cierto que hablamos de ramos diferentes). De ahí debe pagar sus gastos (y los de BBVA SEGUROS) y obtener beneficio. El resto va a un fondo común para afrontar los siniestros . Si sobra, a final de año se repartirá entre los asegurados. Es lo que llaman una “póliza participativa”. Si falta dinero para pagar las bajas de los asegurados, no hay problema: lo que en una mutua implicaría pérdidas para los mutualistas, en este caso no.

El cliente (es curioso, porque en el apartado de preguntas frecuentes les llaman ‘socios’) tiene acceso a la información de su cuenta y, además, el 20 de diciembre, se le enviará información del dinero que queda en el fondo social, cuántas bajas se han cubierto en total e, individualmente, la cantidad que corresponde cobrar. Entre ese día y el 31 de diciembre, recibirá, si le corresponde el dinero del fondo.

Y digo si corresponde porque la devolución depende de varios factores: la prima pagada (ya hemos visto que hay tres niveles) y de los partes dados durante el año (hasta tres) y de las cantidades ya percibidas por ellos. Si a lo largo del año se han dado más de tres partes de baja, el asegurado pierde el derecho de devolución de ese año.