Mutua Madrileña ha dado un paso disruptivo, por ahora único en el sector asegurador, al ser la primera compañía aseguradora que explora lanzarse al mercado de la movilidad compartida.

Para ello, ha creado la sociedad Mutuamad Sharing a través de la que desarrollará su negocio de movilidad, con el que ha realizado varias adquisiciones y que busca nuevas oportunidades de desarrollo, afirman hoy varios medios económicos.

En concreto, esta nueva filial está adscrita a su área de innovación y al frente están Javier Mira, director general del grupo, y Jaime Kirkpatrick, director general adjunto de transformación, que son los administradores de la nueva entidad.

Según explican las fuentes consultadas, entrar en el mundo de la movilidad compartida es una estrategia de la mutua para ampliar su actividad en el negocio de movilidad y se enmarca en el objetivo de diversificación establecido en su Plan Estratégico 2018-2020, que persigue crecer con nuevos negocios que cubran todas las opciones de movilidad de nuestros clientes.

No es la primera estrategia en el mercado de la movilidad urbana que hace la aseguradora y donde se ha convertido en uno de los nichos de mercado que quiere explorar ya que ha realizado inversiones en firmas de movilidad como Movo, startup de micromovilidad en la que también participa Cabify.

Además, ha comprado Chipi, un agregador de soluciones de movilidad para sus clientes. Por otro lado, este verano la compañía compró Centauro por 130 millones de euros al fondo de capital riesgo Portobelo con presencia en España y América Latina, una compañía que permite alquilar un coche con vistas a corto-medio o largo plazo.