Ignacio Garralda - Mutua Madrileña
Ignacio Garralda, presidente de Grupo Mutua

“Estamos consiguiendo los principales objetivos de nuestro plan estratégico 2018-2020”, adelantó ayer el presidente de Grupo Mutua, Ignacio Garralda, en la presentación de resultados del pasado año. “Hemos puesto las bases para el crecimiento sostenible, evolucionando en la transformación tecnológica; hemos seguido creciendo en gestión de activos; con diversificación geográfica, por producto y servicios”, concretó.

A unos meses de terminar este plan, el grupo ya dibuja las líneas maestras de lo que será su estrategia los próximos años a partir de 2021. “Vamos a profundizar en las líneas del actual plan”, adelantó Garralda. “En temas de movilidad hemos hecho los primeros pinitos y tenemos que insistir mucho más. El coche autónomo lo vemos muy lejano. El coche eléctrico lo estamos estudiando muy seriamente, sabiendo que su desarrollo va más lento de lo que se esperaba”, comentó.

De cubrir un riesgo (el coche) a cubrir una necesidad (la movilidad)

“El coche compartido es un desafío para las aseguradoras. Tenemos que pasar de cubrir un riesgo (el coche) a una necesidad (la movilidad). Queremos cubrirla, no tiene porqué ser  solo con seguros, sino facilitándole al cliente la información y opciones para que tome sus decisiones”.

Además, en este nuevo plan “queremos seguir consolidando la actividad de gestión de patrimonios y seguir creciendo”, al tiempo que va a profundizar en los servicios de los seguros de Salud y, como última pata del plan, buscar operaciones con un buen socio, si lo encontramos”, en América Latina.

Por otra parte, Garralda se mostró convencido de que el mundo insurtech acabará integrándose en las aseguradoras, pues no tiene sentido que vaya cada uno por su lado, y expresó el deseo de apostar por las startups. “En temas de innovación e insurtech vamos de la mano de Antai y Kibo. Son dos claros proyectos que están a la vanguardia de la innovación”, concluyó.