FIATC SEGUROS ha ampliado su cartera de productos con un seguro de protección de alquileres que, según la entidad, “responde a las necesidades de seguridad jurídica de propietarios de viviendas en alquiler”.FiatcLogo

 

NOMBRE DEL PRODUCTO: Seguro de Impago de Alquileres      

NOMBRE DE LA ENTIDAD RESPONSABLE: Fiatc Seguros          

TIPO DE PRODUCTO: Seguro de Impago de Alquileres, Protección Jurídica al Arrendador y Daños a la Vivienda

FECHA DE LANZAMIENTO: Julio de 2014

 

La póliza incluye garantías de protección jurídica del arrendador en relación con la vivienda y garantiza el impago de rentas por parte del arrendatario, así como su adelanto en caso de haberse interpuesto el proceso de desahucio. Al mismo tiempo, el seguro también incluye los daños por actos vandálicos y robo ocasionados por el inquilino en la vivienda arrendada en aquellos casos en que se hubiera interpuesto el proceso de desahucio y hubiera actuado la garantía de impago de alquileres.

Los mediadores, se destaca, pueden tarificar este nuevo seguro en emediador FIATC a través de la tecnología NEO.

La aseguradora apoya el lanzamiento de este nuevo producto en un estudio del Observatorio Español de Seguros de Alquiler (OESA), que señala que el 17% de los alquileres con garantías que se realizan en España se hacen con estos seguros. Además, se subraya, apoyándose en dicho trabajo, “los seguros implican un retraso importante en el inicio del impago, que se produce entre la novena y décima mensualidad en los casos en que exista un seguro, mientras que sin seguro se produce entre el tercer y cuarto mes”.

 

Descripción de los aspectos más relevantes de este producto

Se trata de un seguro para propietarios de viviendas destinadas al alquiler como residencia habitual que garantiza:

– La protección jurídica de los derechos e intereses del arrendador derivados del contrato de arrendamiento y de la propiedad de la vivienda arrendada.

– El pago del importe de las rentas impagadas por el inquilino o arrendatario y el adelanto de rentas impagadas cuando se haya iniciado el proceso de desahucio dentro de los tres meses posteriores al de inicio del impago.

– Cuando exista un siniestro indemnizado con cargo a la cobertura de Impago de Alquileres, los daños materiales que el arrendatario pueda causar en el continente de la vivienda arrendada, detectados una vez el inquilino la haya desalojado una vez concluido el proceso de desahucio.

 

Garantías

Protección Jurídica

– Defensa y reclamación del contrato de arrendamiento. Mínimo litigioso: 300 euros.

– Defensa de otros seguros.

– Defensa de la responsabilidad penal.

– Reclamación de daños de origen extracontractual.

– Reclamación en contratos de servicios de reparación o mantenimiento de las instalaciones de la vivienda.

– Defensa de los derechos relativos a la vivienda.

– Asistencia jurídica telefónica.

– Mínimo litigioso: 150 euros, salvo para defensa y reclamación del contrato de arrendamiento donde es de 300 euros.

– Plazo de carencia para garantías contractuales, salvo para reclamaciones por impago de alquileres: 3 meses.

– Límite de gastos: 3.000 euros.

 

Pago de rentas impagadas

– Cobertura hasta 12 meses.

– Franquicia: 1 mes.

– Suma máxima: 3.000 euros renta mensual.

 

 Adelanto rentas impagadas iniciado el proceso de desahucio.

 

Actos vandálicos al continente cometidos por el inquilino:

– Daños al continente ocasionados por actos vandálicos cometidos por el inquilino.

– Robo de partes del continente por el inquilino (límite de cobertura, 3.000 euros a primer riesgo; franquicia, 300 euros).

 

Riesgos excluidos

– Alquileres de temporada.

– Subarrendamientos.

– Alquileres rústicos.

– Viviendas secundarias.

– Locales destinados a uso industrial o comercial.

 

En qué consiste la garantía de impago de alquileres

Esta garantía permite asegurar el impago del alquiler por parte del inquilino o arrendatario. El periodo máximo de cobertura es de 12 meses, y el importe máximo de renta de alquiler que se puede asegurar es de 3.000 euros al mes.

 

En qué momento se realiza el pago de las rentas impagadas

Cuando recaiga sentencia firme o cualquier otra resolución judicial definitiva en el juicio de desahucio contra el arrendatario moroso. Hay que tener en cuenta siempre una franquicia de un mes, tras la cual empezarán a contabilizarse los meses de impago con derecho a indemnización. Si este primer pago no comprendiera la totalidad de 12 meses de renta garantizados y el arrendador no hubiera recuperado su vivienda, en el momento en que finalice el periodo máximo de cobertura asegurado se abonarán los meses de renta restantes.

La indemnización dejará de percibirse en cuanto el inquilino abone las rentas pendientes o reanude el pago o cuando el arrendador asegurado recupere la posesión de la vivienda. Del mismo modo, el arrendador asegurado deberá devolver al asegurador las rentas impagadas que el arrendatario le reintegre por las cuales hubiera percibido indemnización.

 

Qué es el adelanto por rentas por desahucio

Si el arrendador asegurado ha iniciado las acciones judiciales de desahucio dentro de los 3 meses posteriores al primer impago de alquiler, podrá solicitar a la compañía un adelanto por el total de las rentas impagadas hasta dicho momento, deduciendo la franquicia de un mes.

Tras este adelanto inicial, el arrendador asegurado seguirá recibiendo del asegurador un adelanto mensual por cada alquiler impagado hasta el límite máximo garantizado.

Estos pagos son adelantos. El arrendador asegurado vendrá obligado a devolver al asegurador las rentas anticipadas en el caso de que el arrendatario voluntariamente o en virtud de sentencia firme que le obligue a ello pague las rentas impagadas. Asimismo, el arrendador deberá devolver las rentas al asegurador en el supuesto de que la sentencia resulte desfavorable a sus intereses.

 

Cuáles son las exclusiones específicas de la garantía

La garantía no surtirá efecto cuando el impago sea:

– Legitimado por disposición de una autoridad legal.

– Consecutivo a acuerdos de carácter general adoptados por una asamblea u organismo representativo de los inquilinos o arrendatarios.

– Consecuencia de un incendio, explosión, daños por agua, robo o cualquier daño que afecte a la solidez del inmueble o como consecuencia de un conflicto entre el arrendador y el arrendatario anterior al seguro.

– Consecuencia de un conflicto entre arrendador y arrendatario anterior al efecto del seguro.