tendenciasEl sector digital cierra 2022 con un balance muy positivo a pesar de los retos económicos y el contexto de incertidumbre: la demanda y la formación de profesionales digitales ha crecido y paquetes de ayudas, como el de Next Generation y sus 3.067 millones de euros para la digitalización, han impulsado la contratación de perfiles digitales.

Es más, de cara al próximo año, se prevé que la tendencia al alza continúe y que 9 de cada 10 empresas aumenten los sueldos y de cara a 2025, según un informe de ManPowerGroup, pueden llegar a surgir hasta 97 millones de puestos de trabajo nuevos en IA, economía verde y economía de la atención.

Esta mayor inversión en recursos y perfiles digitales para las empresas se traduce también en el despegue de profesiones como “eCommerce managers, programadores web3, gestores de publicidad online (PPC), diseñadores UX/UI, entre otras, que han sido algunas de las más demandadas durante este 2022”, afirma Gary Mullan, CEO de Prosperity Digital. A esta demanda de profesionales digitales, cabe sumar el aumento de la formación en este tipo de habilidades.

Sin embargo, a pesar de esta positiva evolución, la condición cambiante que caracteriza el sector digital puede requerir un reciclaje en ciertas profesiones si se quiere seguir siendo competitivo en el mercado. Pese a ello, las tendencias y previsiones del sector digital de cara a 2023 son bastante positivas. En relación con esto, Prosperity Digital presenta 5 tendencias del sector digital de cara a 2023.

Cinco tendencias

  • Freno en el crecimiento del mundo crypto y el metaverso. Fenómenos como la subida de los tipos de interés de los bancos centrales y los recientes vaivenes y polémicas en el mundo crypto han provocado que muchos inversores den un paso hacia atrás. Según Gary Mullan, “Facebook es el único gran actor que continuará invirtiendo en el metaverso, y eso puede suponer un freno considerable en la evolución de profesiones como el desarrollo web y otras relacionadas, que se enfrentarán a un duro 2023”.
  • El trabajo en remoto no terminará de despegar y se consolidará la modalidad híbrida. La pandemia abrió muchos caminos hacia nuevas modalidades de trabajo hasta el punto de valorar el trabajo 100% desde casa como una opción preferente. Sin embargo, es posible que esta idea se consolide en un espectro temporal más amplio y que de cara a 2023 la modalidad mayoritaria sea la híbrida por encima de la telemática.
  • Aumento de sueldos. Las previsiones apuntan a que la situación de inflación actual puede ser un claro aliciente para elevar los sueldos. Según Mercer, el 95% de las empresas aumentará el sueldo de sus trabajadores. Sin embargo, “si bien este aumento de sueldo también estará presente en el sector digital, el freno en la contratación puede provocar un parón en el crecimiento, puede hacer que haya menos ofertas totales, menos demanda de profesionales y, por tanto, menos presión sobre los sueldos”, afirma Mullan.
  • Los trabajadores empezaran a priorizar la sostenibilidad para decidirse sobre un empleo u otro. Disponer de una política responsable con el medio ambiente y otros factores sociales será clave para retener el talento y atraer ciertos perfiles. Esto pone sobre la mesa la importancia de cuidar la empresa no solamente en materia de imagen, sino también en materia de acciones.
  • Mucha demanda de las siguientes profesiones. Pese al freno en la contratación, los perfiles digitales seguirán resultando interesantes. Con respecto a esto, Mullan destaca “el interés en contratar perfiles como eCommerce managers, Diseñadores UX/UI, Product Managers, Project Managers Digitals, Expertos de SEO Técnico, Desarrolladores en Inteligencia Artificial, o Account Managers Digitales”.