coche autónomo

Un vehículo sin conductor de Uber ha atropellado a una mujer de 49 años que ha resultado muerta en Tempe, Arizona (Estados Unidos), según revelan los medios de comunicación a través de un comunicado de la policía. Se trataría del primer atropello mortal de un coche autónomo.

Uber, que ha expresado sus condolencias a la familia de la víctima a través de Twitter, ha anunciado que suspende las pruebas que realizaban con sus coches sin conductor en Tempe, Pittsburgh, Toronto y San Francisco y ha confirmado que está cooperando con las autoridades en la investigación.

El vehículo de Uber que ha protagonizado el accidente estaba en el modo autónomo, sin conductor, aunque sí había una persona en su interior tras el volante, según ha informado la policía. Las primeras informaciones señalan que el accidente ocurrió en la noche del domingo al lunes, pero no han precisado la hora.

Uber lleva en pruebas con este tipo de vehículos en San Francisco desde diciembre de 2017. Tras una serie de infortunios como que se saltaban semáforos y descubrirse que carecían de permisos para rodar en la ciudad donde tiene su sede, decidieron trasladarse a Arizona.