innovación ideas papiroflexia evolución cambio de mentalidad transformación

Los cambios tecnológicos posteriores a la Covid 19 han seguido alterando el comportamiento de los consumidores y, en paralelo, la transformación del entorno asegurador. Estas tendencias han creado retos y oportunidades para las compañías de seguros, acelerando la necesidad de innovación y recompensando a las aseguradoras más activas.

A.M. Best analiza en un nuevo informe los ramos que se prestan más que otros a las estrategias innovadoras, siendo los más propicios los riesgos masa de Autos y Hogar, así como los de Salud, pues al ser grandes riesgos homogéneos, “las iniciativas pueden escalarse y reproducirse con relativa facilidad”, según destaca la agencia.

Por el contrario, el informe señala que la aplicación de estrategias innovadoras puede resultar difícil para algunas líneas de negocio, como las de Autos no estándar. En otras, como los seguros de Crédito Vida y Accidentes, “la distancia entre la aseguradora y el consumidor, las escasas presiones competitivas y los productos de bajo riesgo han moderado el impulso innovador”.

Es la tercera edición de este informe de innovación por parte de la agencia de calificación y las reaseguradoras, en comparación a otro tipo de compañías del sector, vuelven a registrar el mejor resultado en este campo. En particular, el informe destaca que las reaseguradoras están utilizando los conocimientos que obtienen de la modelización predictiva y de la inteligencia artificial para desarrollar nuevos productos que ayuden a los clientes a gestionar el riesgo.

En otro ámbito, se observa que las formas avanzadas de computación visual están desempeñando un papel más importante en la gestión de siniestros de daños materiales, la suscripción y la modelización de catástrofes. En este sentido, los ramos más homogéneos, como el de Automóviles personales, “son los más avanzados en la gestión automatizada de siniestros”, según concluye el informe.