redes socialesMás ansiedad, miedo, tristeza y problemas de sueño. Así es como reaccionan muchas personas tras recibir un comentario negativo en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, las redes sociales más utilizadas y donde más comentarios negativos se realizan y reciben, según el informe ‘Comentarios negativos en las redes sociales’, presentado ayer por Fundación Mapfre y la Universidad de Deusto.

Según el informe, las mujeres son de lejos las más afectadas en este tipo de situaciones, ya que llegan a sufrir hasta más del doble de inseguridad que ellos (22% en mujeres y 8% en hombres), de miedo (6% y 1%), problemas de alimentación (10% y 2%) y problemas de sueño (15% y 9%), así como tristeza (22% y 11%) y nerviosismo (25% y 12%), datos que ponen de manifiesto el gran impacto que tiene el ciberacoso en la salud mental y física.

A los hombres “no les impacta” un mensaje nocivo tanto como a ellas (54% en hombres frente al 34% en mujeres), y ellas (22%) tienden a compartir sus problemas con otras personas, es decir, hablan de ello más que los hombres (11%) como estrategia para afrontar mejor este tipo de experiencias, y que existe una mayor tendencia a que las mujeres tengan perfiles privados.

Otros datos del informe

El informe también pone de relieve que:

  • El enfado es la emoción que más motiva a los usuarios de redes sociales para publicar un comentario dañino.
  • Los hombres realizan más comentarios negativos que ellas.
  • Entre los 35 y 54 años se realizan y reciben más mensajes negativos.
  • La reacción más común tras recibir un comentario nocivo es contestar de forma breve e indiferente.
  • Más de la mitad de los mensajes perjudiciales que se envían y reciben se hace a cuentas desconocidas.
  • Comunidad Valenciana, donde más se contraataca ante un mensaje dañino, y Galicia y Madrid, las CCAA que más contenidos perjudiciales publican sobre política.
  • La red social donde más se reciben y publican comentarios negativos es Facebook.
  • Los expertos recomiendan aprender a gestionar la decepción y la rabia y compartir la experiencia con personas cercanas.