El 28 de enero se celebra el ‘Día de la Protección de Datos en Europa’Sophos ha aprovechado la conmemoración para realizar una serie de consejos básicos para proteger la privacidad de los usuarios y asegurar así que sus datos no se vean comprometidos:

Desactivar la geolocalización: una de las primeras medidas que se deben tomar es desactivar los servicios de geolocalización (GPS y WiFi). «Hay servicios como Twitter o Facebook que incluyen la localización desde la que se está enviando el mensaje, lo que puede derivar en consecuencias no deseadas, ya que gracias a ello todo el mundo podría saber, por ejemplo, que el usuario no se encuentra en su domicilio, propiciando robos en su propiedad», explican desde Sophos.

Activar el WiFi solo en caso de necesidad: «Los smartphones con conexión WiFi activa están constantemente buscando redes a las que conectarse, permitiendo que se conecte a redes que muchas veces no son legítimas. Además, el terminal guarda un listado recordatorio de redes a las que se ha conectado, muchas veces con el nombre del lugar que la aloja (hoteles, cafeterías…), permitiendo así a un intruso obtener un historial de todos los lugares donde ha estado el usuario», recuerda la empresa de seguridad informática.

Cerrar la sesión: «Es importante finalizar la sesión de todos los servicios [redes sociales, servicios financieros y bancarios, correos electrónicos…] que requieran una autenticación del usuario ya que, si se mantiene abierta, puede funcionar como una puerta trasera por la que entren intrusos no deseados», detalla Sophos, que pone como ejemplos ataques de  clickjacking, exploits o suplantaciones de identidad.