Durante este año se enviarán y archivarán sin papel unos 40.000 millones de facturas en todo el mundo, según un reciente informe de billentis.com.

«En comparación con los procesos basados en papel, los procesos con factura electrónica hacen posible la reducción de costes de entre el 50 y el 80 %. Las inversiones en procesamiento de factura electrónica suelen amortizarse en seis meses«, revela este mismo informe.

Asimismo, la previsión es que en los próximos años el volumen de facturas electrónicas crezca a un ritmo sostenible del 20% anual.