Internet y Redes SocialesNo hay nada como (intentar) prohibir algo, poner trabas y zancadillas para conseguir el efecto contrario al deseado. Este es el resumen de llamado ‘efecto Streisand’ en Internet y redes sociales al que debemos estar muy atentos para que no nos engulla como un tsunami.

El término debe su nombre a un incidente protagonizado hace una década con la actriz Barbra Streisand, quien denunció a un fotógrafo y exigió una indemnización de 50.000 dólares, al tiempo que le exigía que retirase imágenes de su mansión en la costa californiana. La artista decía defender su derecho a la privacidad.

Por su parte, el denunciado argumentaba que el fin, como el de otras fotografías tomadas, era documentar cómo las casas en primera línea de playa estaban afectando y erosionando la costa.

Evidentemente, lo que podría haber pasado sin pena ni gloria en ese mar proceloso que es Internet, fijó la atención de los internautas, que comenzaron a recoger la instantánea.

Este efecto, con la llegada de las redes sociales Facebook y, particularmente, Twitter, se ha convertido en un peligro para la reputación de personas y empresas.

Uno de los últimos casos es el de ANACOSE, que ha tenido que retirar una valla de un centro comercial de Pamplona, para evitar males mayores. Quienes presionaron, han logrado el efecto contrario.

Tomemos nota.