Kaspersky LabSegún una reciente encuesta realizada por la empresa de soluciones de seguridad Kaspersky Lab, junto a B2B Internacional, el 7% de las compañías financieras españolas reembolsa a sus clientes las pérdidas causadas por fraude en Internet de forma inmediata, y el 33% al cabo de un periodo corto de tiempo sin realizar una investigación sobre las circunstancias en que se ha producido. Ninguna espera a que haya concluido una investigación oficial para hacerlo.

Casi un tercio de estas empresas piensa que los costes provocados por este tipo de ciberamenazas son menores que los de protección. Sin embargo, los cibercriminales cada vez tienen más miras puestas en los pagos electrónicos, por lo que estos gastos podrían aumentar considerablemente.

La firma destaca que organizaciones que trabajan con pagos ‘on line’ están dispuestas a aceptar los costes adicionales derivados de ciberataques. En concreto, el 22% de las empresas españolas encuestadas aseguran que el coste total de las pérdidas producidas por un ciberataque, incluyendo el reembolso del dinero robado, no supera el coste derivado de implantar soluciones de seguridad.

«Además de la necesidad de las empresas de reservar una partida en sus presupuestos para cubrir los reembolsos de lo sustraído a sus clientes, también deben cubrir los gastos derivados de las reclamaciones. Pero lo más importante, incluso si la víctima obtiene su reembolso de inmediato, los clientes se lo pensarán dos veces antes de volver a usar los servicios de un banco que no puede garantizar que sus cuentas ‘on line’ son seguras. Es mejor prevenir que tener que compensar», comenta Ross Hogan, director de la División de Kaspersky Fraud Prevention. En concreto, un 27% de empresas españolas condicionarían su decisión de trabajar con un banco según su reputación en esta materia y a un 47% le influiría fuertemente.