Dos jovenes mirando ordenador en oficinaSantalucía ha donado 50 equipos All in One a la Fundación Instituto San José (perteneciente a la Orden Hospitalaria San Juan de Dios) y a Aldeas Infantiles SOS. Ambas entidades están vinculadas a la Fundación Orbayu, con la que la aseguradora mantiene un acuerdo para ayudar a reducir las desigualdades de los colectivos que más lo necesitan aportando fondos y recursos para su gestión.

Estos colectivos están formados por jóvenes con discapacidad, tanto física como intelectual, que no tienen los medios tecnológicos necesarios para continuar su educación a distancia y recibir la asistencia que precisan, así como familias con niños en riesgo de exclusión. De este modo, residencias, centros de día, colegios de educación especial y hogares vulnerables pueden mantener su formación y prestación telemática durante la pandemia.

Brecha digital

En España el 97% de las familias con hijos tiene acceso a internet, según datos del INE en 2019. Sin embargo, la comunicación con las familias más vulnerables es ahora incluso más complicada debido a la falta de medios digitales, por lo que la educación y asistencia de estos jóvenes y niños se ha visto tremendamente afectada.

Por ello, el objetivo de esta acción es cubrir las necesidades digitales que ha generado la pandemia, además impulsar la educación y apoyar a los colectivos más perjudicados por el Covid-19. Además, la iniciativa responde al compromiso de Santalucía con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en especial con el ODS 3, Salud y Bienestar, el ODS4, Educación de Calidad y el ODS 10, Reducción de las Desigualdades.