santaluciaSantalucía ha puesto en marcha su Plan Director de Transformación Digital, un plan de tal envergadura que para su definición ha precisado casi 100 personas y perfiles especializados del grupo.

El Plan Director de Transformación Digital se divide en 10 programas transformacionales que se ejecutarán por oleadas durante los próximos cuatro años. Permitirá al grupo estar pendiente de los futuros factores cambiantes del entorno y reaccionar adecuadamente aprovechando la experiencia obtenida en oleadas anteriores.

Rubén Muñoz Fernández dirigirá los procesos de innovación y transformación tecnológica del grupo

santalucia_rubenEste Plan Director de Transformación Digital lo lidera el Comité Ejecutivo y lo coordina la Dirección General de Operaciones y Tecnología, de la que es responsable Rubén Muñoz Fernández, con el apoyo de la Dirección General de Personas, que dirigirá los procesos de innovación y transformación tecnológica de todas las empresas del grupo, con una visión global, coherente y unificada.

Además, se ha desarrollado ad hoc una estructura específica para conducir y ejecutar el plan: la Oficina de Transformación (TMO). Esta garantizará el cumplimiento de los objetivos de este proyecto y estará formada por expertos de las áreas de Negocio, Innovación, Tecnología, Estrategia, Operaciones y Procesos, Organización y Personas y Seguridad.

El Plan Director de Transformación Digital aborda la transformación cultural como elemento indispensable. “Debemos movilizar a quienes van a protagonizar y garantizar el éxito de la transformación, manteniendo la esencia de aquello que caracteriza al grupo. Nuestra transformación digital se está construyendo sobre lo que tenemos: las personas que han llevado a Santalucía a ser lo que hoy es», resalta Rubén Muñoz.

El valor del factor humano

Cabe recordar que Santalucía lanzó hace tres años su Plan Estratégico Transforma 2020 para abordar una transformación como compañía y grupo que le permitiera diversificar en canales, mercados, productos, etc.; renovar la apuesta por el negocio principal y crear nuevos motores de crecimiento. Esto, dotándose de nuevas capacidades humanas y tecnológicas para competir en el entorno digital.

Esta palanca de avance y cambio que es la digitalización la mueven las personas que forman Santalucía y que son necesarias para ofrecer un servicio de calidad y diferenciador. El grupo se encuentra actualmente en un proceso de transformación cultural y organizativa que va más allá de la digitalización. «Tecnología y digitalización son decisivas. Pero la clave sigue estando en las personas», explica Muñoz Fernández.

Así, el equipo humano del grupo se está adaptando y evolucionando hacia un uso cada vez mayor de las tecnologías, de la adopción de nuevos enfoques, y no sólo respecto a las herramientas a utilizar; también a los nuevos sistemas de trabajo que estas tecnologías traen consigo: colaboración transversal, análisis, agilidad, toma de decisiones, asunción de riesgos en base a los datos,… El grupo aborda la transformación digital como una renovación de la forma en la que opera internamente y se relaciona con sus grupos de interés.

Los elementos fundamentales de la transformación digital han sido la implantación de un modelo de trabajo para la ejecución de proyectos de alto impacto en negocio y la relación y el conocimiento del cliente. En definitiva, se busca impulsar la multicanalidad en la relación con sus clientes, la personalización de la oferta basada en el conocimiento sobre ellos y el uso de herramientas de marketing digital que les permita llegar a más clientes.