funeralLos funerales ecológicos y las nuevas tecnologías se abren hueco en un sector que SANTALUCÍA ha radiografiado en su I Informe de Tendencias en el Seguro de Decesos y Servicios Funerarios, en colaboración con Vecdis. El sector funerario se encuentra inmerso en una etapa de cambio marcada, principalmente, “por la concienciación medioambiental y los nuevos estilos de vida de la sociedad”, señala el informe.

En el ámbito medioambiental, como respuesta a esta creciente preocupación social, los funerales ecológicos están en auge, con el uso de féretros sin barnices, fibras sintéticas, metales y otros componentes que pueden tener un impacto negativo sobre el medioambiente. Otra de las tendencias observadas es el creciente uso del cementerio natural, un espacio que permite reducir la cantidad de cremaciones y contribuye a la conservación de los paisajes naturales. En él, el entierro del cuerpo, que no puede estar embalsamado, tiene que hacerse directamente en la tierra y se debe conservar el entorno en su estado original, evitando el uso de monumentos.

Nuevas tecnologías; los grandes motores del cambio

Las nuevas tecnologías constituyen otro de los grandes motores de cambio del sector. Por un lado, cada vez se demandan más los testamentos online y, por otro, los testamentos de contenido emocional dirigidos a facilitar que los familiares conozcan mejor al fallecido.

Por otro lado, el blockchain y los smart contracts están revolucionando la gestión burocrática gracias a su carácter inalterable y transparente. Por ejemplo, se puede programar que, una vez la red blockchain verifique el fallecimiento de una persona, se inicie de manera automática el proceso para notificar el fallecimiento y ejecutar las actuaciones descritas en la herencia en cuestión.

Las inhumaciones suponen el 60% frente al 40% de las incineraciones, de acuerdo con los datos que posee SANTALUCÍA, aunque la tendencia muestra un incremento de las incineraciones, sobre todo en las ciudades, con la previsión de alcanzar el 60% en 2025, pasando a ser la elección preferida por la población. En zonas rurales permanece arraigada la ceremonia religiosa católica mientras que en grandes ciudades se incrementan las ceremonias laicas.