Según el Global Distribution & Marketing Consumer Study de Accenture, “el 74% de los consumidores está dispuesto a recibir asesoría generada por un sistema informático”.
En este contexto de digitalización acelerada debido al Covid-19 y con el fin de mejorar la experiencia de sus clientes de Hogar, Santalucía acaba de incorporar un asistente de voz a su herramienta de tramitación de incidentes de hogar. La app ‘iHogar’.

Gracias a la combinación del reconocimiento de voz y el uso del lenguaje natural en un asistente conversacional inteligente (chatbot), los clientes de la compañía podrán notificar siniestros o realizar seguimiento de los mismos. A través de una serie de preguntas formuladas por el asistente, la propia aplicación es capaz de identificar el siniestro y gestionarlo.

La aseguradora destaca como ventajas del asistente de voz, unido a la plataforma para la gestión de siniestros, la mejora de la experiencia de usuario en cuanto estilo, usabilidad y autocompletado de campos a través de la voz, su capacidad para ofrecer una información más detallada potenciando la experiencia de usuario respecto al siniestro informado. Permite anexar documentos y fotografías relativos al incidente de hogar.

La aplicación, además, es capaz de agrupar de forma automática todas las pólizas de Hogar que estén asociadas al mismo cliente. Facilita, a través de geolocalización, las oficinas de la entidad más cercanas.

“La IA está transformando cómo interactúan los consumidores con las aseguradoras. Permite una ayuda instantánea y personalizada y, por tanto, genera una mejor experiencia con el cliente y un mejor servicio”, señala Rubén Muñoz, director General de Operaciones y Tecnología de Santalucía.