ordenador vacacionesLos ciberataques han aumentado un 300% desde 2020, lo que se traduce en que 4 de cada 10 empresas españolas ya ha sufrido un ataque cibernético, según el informe sobre Amenazas Globales de SonicWall. Además, las amenazas indetectables por los sistemas de defensa tradicionales generados a raíz de la pandemia y el teletrabajo han crecido un 73%, el ransomware se disparó hasta un 62% en 2020 y los ataques a los nuevos dispositivos iOT aumentaron en un 66%.

Esta situación puede empeorar con la llegada del verano: estudios como el de Panda Security estiman que en el periodo estival los ciberataques pueden incrementarse hasta un 40%, convirtiéndose así los sistemas de TI de las empresas en el blanco perfecto para los hackers.

Ante este escenario, el Gobierno se ha puesto ha trabajar en una nueva Estrategia de Seguridad Nacional que sustituya a la de 2017 ya que la Administración Pública española sufrió durante el pasado año un total de 82.000 ciberataques y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) gestionó más de 130.000 incidentes de ciberseguridad, según datos del propio organismo. Además, Datos101 asegura que los ataques informáticos han crecido un 125% en un año en nuestro país sumando una media de 40.000 ciberataques diarios en España.

Recomendaciones

Por ello, Ironhack ha elaborado una lista con cuatro factores que tener en cuenta para evitar poner en riesgo a las empresas cuando trabajamos en remoto o estamos de vacaciones:

  • Tener cuidado con el mail, especialmente con los automáticos con mensajes de “ausencia de vacaciones” y “fuera de la oficina” (9 de cada 10 ataques que sufre una empresa llegan mediante el correo electrónico);
  • Ser precavidos con el móvil (alrededor de 4 de cada 10 dispositivos móviles del mundo son vulnerables a los ciberataques y el 46% de las empresas sufrió una amenaza a causa de que un empleado se descargase una aplicación móvil maliciosa);
  • Tener cuidado con las conexiones de wifi gratuitas; y
  • Apostar por la formación (7 de cada 10 empresas españolas no cuenta con perfiles especializados en ciberseguridad y cerca de 3 de cada 4 trabajadores en remoto no han recibido ninguna guía o formación en materia de ciberseguridad).

“El verano supone una mayor vulnerabilidad de las empresas frente a los ciberataques. La gente desconecta y se relaja y no se da cuenta de todos los riesgos a los que se enfrenta porque nadie se lo ha explicado”, afirma Tiago Santos, gerente de Ironhack.