clima_mundo cambio climático desastres naturales ASG ESGEn un contexto de creciente frecuencia y severidad de desastres naturales, impulsados por el cambio climático y el aumento demográfico en áreas vulnerables, la industria aseguradora emerge como un actor clave para mitigar riesgos y fortalecer la resiliencia económica y social. A pesar de la preocupante proyección de 1,5 catástrofes diarias para 2030, la industria enfrenta el desafío de cerrar la brecha de aseguramiento global, que en 2021 alcanzó los 7 billones de dólares.

Los desastres no solo tienen consecuencias humanitarias, sino que también afectan la estabilidad financiera de los países, como evidencian eventos como el huracán María en Puerto Rico o el terremoto de Haití. Además, generan desigualdades sociales, exacerbando la vulnerabilidad de poblaciones en riesgo. La industria aseguradora, consciente de su papel fundamental, busca no solo innovar en soluciones aseguradoras, sino también enfocarse en servicios de prevención que fortalezcan la resiliencia.

Brecha de protección

No obstante, a pesar de que está más que constatado que los efectos de estos eventos pueden ser mitigados por los seguros contra catástrofes -incluyendo la actividad de las reaseguradoras como Mapfre Re-, lo cierto es que la proporción de pérdidas económicas aseguradas relacionadas con catástrofes naturales es baja incluso en regiones como la Unión Europea. Ante este escenario, se destaca la importancia de concientizar sobre el riesgo, ofrecer incentivos basados en riesgo y coordinar esfuerzos público-privados para reducir la brecha de protección.

Según cifras de la Unión Europea, en esta región solo está asegurada una cuarta parte de las pérdidas relacionadas con el clima y, como señala EIOPA, “la asegurabilidad y la tarificación de los riesgos relacionados con el clima son preocupaciones cada vez más críticas para las aseguradoras y los legisladores, y si no se toman medidas para contrarrestarlos, se prevé que la brecha de protección aumente”. En otras regiones como Latinoamérica, donde la penetración del seguro es menor, las pérdidas aseguradas también son inferiores.

“La industria aseguradora tiene la capacidad de volver a la economía y a la sociedad en general mucho más resilientes, así como de reducir el riesgo de desastres, dando el respaldo necesario en momentos de vulnerabilidad. Sin los seguros, el retomar el día a día o la sostenibilidad de la economía no serían posibles”, comenta Juan Satrústegui, director de Riesgos de la Naturaleza de Mapfre Re, en un artículo publicado en la sección de Innovación de la compañía.

La colaboración insurtech/climatech

Para hacer frente a este panorama, la prevención es determinante. En este ámbito, la industria aseguradora está adoptando modelos de predicción de riesgos climáticos avanzados, que consideran el impacto del cambio climático. Estos modelos permiten estimar riesgos futuros y calcular el potencial impacto económico, empoderando la toma de decisiones a medio y largo plazo. Con el acceso creciente a datos locales en tiempo real, las aseguradoras pueden ofrecer soluciones más completas y adaptadas, abordando la prevención y anticipación, la resiliencia y el asesoramiento en la adaptación al cambio climático.

En este contexto, la industria aseguradora, ejemplificada por Mapfre Re, destaca su compromiso al invertir en el estudio de riesgos naturales y colaborar con startups insurtech/climatech para desarrollar soluciones innovadoras. Su objetivo es cuidar lo que importa, impactar positivamente en la sociedad y contribuir a un entorno más sostenible. En última instancia, la industria aseguradora no solo respalda la recuperación tras eventos catastróficos, sino que también lidera la vanguardia en la prevención y mitigación de riesgos, marcando el camino hacia una sociedad más resiliente frente a los desafíos climáticos.

“Conforme la frecuencia e intensidad de estos eventos extremos aumenta, la necesidad de abordar este desafío se agudiza. Por eso en MAPFRE llevamos años invirtiendo en el estudio de los riesgos de la naturaleza y trabajando con startups insurtech para investigar soluciones punteras, evaluar riesgos y ayudar a mitigarlos. Todo con el objetivo de cuidar lo que nos importa y de impactar de forma positiva en la sociedad y el entorno”, añade el responsable de Mapfre Re.

Lee el artículo completo en la web de Mapfre.