pymes ciberseguridad

SEGUROS BILBAO ha diseñado un seguro de ciberriesgos para proteger a las pequeñas y medianas empresas de los riesgos ante posibles ataques informáticos desde una doble vertiente: por un lado, aminorando los posibles daños causados por un ciberataque y por otro, a través de la prevención de este tipo de situaciones en el futuro.

El producto cuenta con tres tipos de garantías que contemplan la cobertura de los datos y los costes derivados de la pérdida, alteración o robo de los mismos; el amparo y cobertura de los gastos judiciales o extrajudiciales y fianzas exigidas a la empresa asegurada ante posibles responsabilidades civiles en las que pudiera incurrir; y una cobertura de pérdidas económicas derivadas de la paralización de la actividad del negocio.

Además de ofrecer la posibilidad de combinar estas garantías con otras coberturas que se adaptan a las necesidades de cada negocio, incorpora también un conjunto de servicios adicionales destinados a incrementar la prevención con distintas herramientas como la actualización de los equipos informáticos y la configuración de un sistema para poder restablecerlos; la formación ante posibles secuestros de información; el soporte sobre aplicaciones y navegadores; la geolocalización de smartphones, tablets y portátiles, o la configuración de antivirus, firewall, anti-spyware y malware.

Otro de los servicios de este producto es el Portal Ciberriesgos, una plataforma web con la que las pymes aseguradas podrán registrar las posibles incidencias y recibir asistencia profesional. También tendrán acceso a una aplicación informática que les permite evaluar si cumplen con el nuevo Reglamento de Protección de Datos gracias a la generación de informes y a la realización de evaluaciones y controles.

Desde la compañía se recuerda que en 2017 el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) resolvió más de 123.000 incidentes de ciberseguridad. De acuerdo con las cifras que maneja este organismo, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, este dato ha aumentado más de 140% en los dos últimos años.