fintech covidLa Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) ha elaborado un documento en el que describe los seis pilares del sector Fintech para superar y mitigar los efectos de la crisis del Covid-19 en España, en un escenario de partida optimista para estas compañías, aunque cabe esperar mejoras regulatorias y normativas que faciliten el acceso a la financiación, el gran reto al que se enfrentan en el corto plazo.

Pilares

  1. Uso de tecnología. Las Fintechs se basan en la tecnología más puntera, por lo que pueden construir nuevos flujos de trabajo más ágiles, eficaces y seguros, elementos fundamentales en el escenario post Covid-19. Además, el uso de la tecnología utilizada por las Fintechs mejora el análisis de procesos, con información y datos mucho más detallados.
  2. Banca abierta. Las Fintechs han revolucionado el sector financiero y el asegurador y, generando procesos colaborativos y cooperativos muy potentes, construyendo entornos eficaces y productivos. Asimismo, sus desarrollos tecnológicos han permitido crear un nuevo canal de venta para el desarrollo de la banca, en un escenario que no perjudica, sino beneficia, a todos los actores financieros.
  3. Protección del usuario financiero. El uso de la tecnología fortalece operaciones que no se ven afectadas por el error del ojo humano o la no siempre bienintencionada mano del hombre. Por ello, los usuarios tienen muchas más garantías y seguridad a la hora de operar con su dinero a través de aplicaciones con bases tecnológicas. Por otro lado, para asegurar los datos personales de sus clientes, las Fintech recurren a mecanismos de autenticación expresos, que otorgan una mayor credibilidad a la autorización por parte del usuario.
  4. Geolocalización. Gracias al boom de las nuevas tecnologías, el número de personas que usa un Smartphone o Internet para acceder a sus datos bancarios cada vez es más común, lo que permite a los usuarios operar desde cualquier lugar del mundo y evitar la pérdida de datos y documentos personales. Por otro lado, conocer la localización del cliente se puede utilizar para crear métodos de autentificación más robustos y evitar casos de phising y blanqueo de capitales.
  5. Aumento de la competencia. En los últimos años, las Fintech han revolucionado las bases de la competencia de los servicios financieros a nivel global y, gracias a ellas, la competencia del sector financiero y asegurador ha crecido, dando lugar a una mejora de la industria. La entrada de las Fintech en el mercado tradicional financiero ha reconfigurado las expectativas del cliente, elevando así los estándares de la experiencia de usuario.
  6. Actualización de procesos regulatorios. Las Fintechs, por su naturaleza disruptiva, han replanteado la regulación y supervisión, tal y como estaba contemplaba hace unos años. Gracias a ellas, se han puesto de manifiesto algunas barreras regulatorias que ya han sido subsanadas, aunque todavía existe un amplio recorrido para adoptar nuevas normativas que permitan mejorar el acceso a la financiación de las compañías y promuevan las sinergias con otros actores del sector financiero.