Fernando Carruesco Director Innvación y Marketing INESE

– “¡Tenemos que ser digitales, apostar por la tecnología!”
Fue el grito de guerra de un conocido director de marketing en una importante empresa. Los trabajadores, mientras tanto, intercambiaban miradas confusas.
– “Aquí van a rodar cabezas”– comentaba uno.
– “¿Apostar? ¿Qué es esto? ¿La lotería? – se preguntaba otro.
– No os enteráis. Esto va de meter robots y máquinas – aclaraba un tercero.

Cada día, nuevos directivos repiten escenas y discursos similares. La tecnología, ser digital, es una moda. Y hay que subirse al carro: contratar aplicaciones y herramientas, renovar el material informático, formar a los empleados en nuevas metodologías de trabajo… Básicamente hacer lo mismo pero con una pantalla de por medio.

Ser digital, y decimos ser y no parecer, implica tres elementos que nada tienen que ver con máquinas ni robots: convencimiento (quiero hacer mejor lo que hago); análisis (qué hago, para quién y cómo); y objetivos (a dónde quiero llegar con lo que hago). Todo esto unido a una filosofía básica: poner el foco en las necesidades del cliente. Algo tan obvio como ausente en decenas y decenas de estrategias de marketing, cuyos esfuerzos se dirigen a vender el producto que ya tienen, no a entender lo que necesita su cliente y adaptarlo a él.

La tecnología es una herramienta. Nos ayuda a conectar nuestro producto con la necesidad del consumidor, a conocer mejor lo que quiere, a comunicarnos fácilmente y de forma personalizada con él, a ayudarle a que nos compre y nos conozca de forma más sencilla, a agilizar todo el proceso desde que compra nuestro producto o servicio hasta que lo disfruta… En definitiva, nos hace todo ese trabajo accesible.

Por eso, implementar un plan de digitalización empezando por implantar tecnología es lo mismo que empezar a dar martillazos en distintas paredes antes de saber dónde vamos a colgar un cuadro: quizá acabemos por lograr el objetivo, pero habremos perdido tiempo y esfuerzo, y seguramente habremos agujereado una pared que estaba perfecta.

El próximo miércoles 26 de septiembre se celebra el XIV Encuentro de Marketing y Comunicación en el Sector Asegurador, cuyo tema central será la digitalización. Una oportunidad única para poner cara y ojos a cómo diseñar e implementar un plan de digitalización en marketing a través de casos de éxito, profesionales de referencia en el sector y las últimas tendencias y herramientas. Un momento único, en definitiva, para saber qué están haciendo los que lo están haciendo bien. Para ser digital y no sólo parecerlo.

1 Comentario

  1. Felicidades por el artículo, Fernando.
    Es muy interesante el enfoque de “ser digital” como alternativa a la ya desgastada “transformación digital”, porque ya a día de hoy casi todo tiene un componente digital. El ser digital genera capacidad de adaptación a los diferentes cambios que están viniendo. Es más fácil una adaptación que una transformación.
    Sí que estoy de acuerdo en que la tecnología no es el pilar básico para ser digital, pero desde luego es un componente fundamental. De los tres elementos que señalas (convencimiento, análisis y objetivos), el convencimiento es el saque de inicio, tiene que estar presente en el ADN de la aseguradora y de todos sus miembros (directivos, empleados, colaboradores) para lograr el éxito.

Comments are closed.