Siete aseguradoras en el proyecto de interoperabilidad de la historia clínica en la sanidad privada

El proyecto de interoperabilidad de la historia clínica en la sanidad privada, promovido por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) y del que forman parte 15 entidades miembro de la institución echa a andar con una plataforma que ya está operativa.

Adeslas, Asisa, Caser, DKV, Grupo Catalana Occidente, HLA, HM Hospitales, Hospiten, Mapfre, Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, QuirónSalud, Ribera, Sanitas (Hospitales y centros médicos y Seguros) y Vithas son las entidades que han impulsado este proyecto. Cuenta, además, con el apoyo de Accenture, como gestor tecnológico, y Tirea, como oficina técnica.

Consiste en una plataforma basada en la interoperabilidad real de los sistemas y herramientas informáticas para que el paciente, que es propietario de su historia de salud, pueda acceder digitalmente y compartir sus informes o pruebas con el profesional que desee de los centros integrados en este proyecto.

Cada entidad adherida se irá incorporando de forma paulatino, abriendo su uso a diferentes colectivos de pacientes de manera progresiva para ir consolidando el proyecto. Será la entidad quién irá comunicando la disponibilidad del servicio a los nuevos beneficiarios que vaya incorporando.

Esta iniciativa es un primer paso de cara a la llegada del nuevo Espacio Europeo de Datos Sanitarios (EEDS), que busca que cada ciudadano tenga pleno control de sus datos de salud de tal forma que estos se puedan facilitar voluntariamente, según el criterio de cada cual, a los profesionales de la salud de la UE con fines asistenciales (uso primario) y/o de investigación (uso secundario)-

Compartiendo mis pruebas o informes

El funcionamiento es sencillo, ya que el paciente accederá a través de la Web o App del centro hospitalario o de la aseguradora, siendo necesaria la primera vez, la verificación de la identidad por correo electrónico o por teléfono.

Posteriormente, podrá seleccionar los grupos hospitalarios donde tiene disponible su información clínica con todo el listado de sus informes. Una vez seleccionado el que necesita, lo puede compartir con el facultativo en base a su propio criterio, al que deberá facilitar el código de comprobación y seguridad de seis dígitos que el sistema le proporcionará. Por su parte, el profesional recibirá un correo electrónico con un enlace securizado al informe.

Al hacer clic deberá incluir el código facilitado por el paciente. Con el fin de garantizar la seguridad de los datos, el enlace enviado por el paciente es temporal, exclusivo y único para cada compartición. Por otro lado, está garantizada la protección de datos del paciente, puesto que es él mismo el que decide qué comparte y con quién.

Iniciativa de largo recorrido

“Este proyecto -asegura Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS– tiene una gran relevancia en este entorno porque todo el desarrollo realizado nos ayuda a estar preparados para el momento en el que la interoperabilidad sea real en Europa. Se trata de del proyecto de mayor magnitud y complejidad que emprende la Fundación IDIS, una plataforma en beneficio del paciente que supone un hito y que confirma claramente el carácter de esta institución, en la que se unen entidades diversas con un objetivo común, que es la mejora asistencial y de la calidad del sistema en pos de la consecución de los mejores resultados sanitarios y de salud y el avance del sistema sanitario en su conjunto en torno a un paciente único”.

“La evolución de las tecnologías sanitarias -señala Ángel de Benito, secretario general de la Fundación IDIS– nos ofrece la posibilidad de compartir datos y aprovechar el rendimiento digital interoperable para otorgar al paciente la autonomía necesaria en la gestión de sus datos. Este modelo de sistema interconectado y coordinado en estrecha relación con los resultados sanitarios y de salud alcanzados debe ser el objetivo principal de los sistemas sanitarios”.

“Estamos trabajando ya con todas las entidades -concluye Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS– para que esa interoperabilidad y compartición de datos sea real en todo el entorno, porque es beneficiosa para el paciente y porque en un futuro cercano, con la aplicación del Reglamento Europeo de Datos Sanitarios, dejará de ser una opción”.