concepto de nube - cloud

La soberanía en la nube se está convirtiendo en una prioridad para las organizaciones que buscan soluciones seguras, innovadoras y escalables para gestionar sus datos. Según el último informe elaborado por Capgemini la adopción de la soberanía de la nube está impulsada principalmente por la normativa y la necesidad de las organizaciones de controlar sus datos, pero también esperan que genere confianza, fomente la colaboración y acelere el paso a un ecosistema de intercambio de datos.

Según el informe, las organizaciones tienen algunas preocupaciones sobre el uso de la nube pública como núcleo de los proyectos de transformación digital: El 69% de las organizaciones cita la posible exposición a leyes extraterritoriales en un entorno de nube, el 68% la falta de transparencia y control sobre lo que se hace con sus datos en la nube, y el 67% menciona la dependencia operativa de proveedores con sede fuera de la jurisdicción de su región.

¿Por qué adoptar soberanía en la nube?

Una gran mayoría de organizaciones a nivel mundial cree que adoptará la soberanía en la nube para garantizar el cumplimiento de la normativa (71%) o para aportar controles y transparencia sobre sus datos (67%), mientras que garantizar la inmunidad frente al acceso a datos extraterritoriales (65%) ocupa el tercer lugar.

Por otro lado, casi la mitad de las organizaciones (43%) definen globalmente la soberanía de la nube como el mantenimiento de sus datos dentro de su jurisdicción preferida, sea cual sea el origen del proveedor de la nube, mientras que sólo el 14% la define como el uso exclusivo de proveedores de la nube con sede en la misma jurisdicción legal.

A la hora de seleccionar un proveedor de la nube, los cuatro factores clave en los que se centran principalmente las organizaciones son: la identidad, la gestión del acceso y el cifrado (82%), el aislamiento de sus datos sensibles en la nube (81%) y la competitividad de los costes (69%) y el hecho de contar con centros de datos locales/regionales (66%).

La demanda de servicios cambia con las nuevas expectativas

El informe cuestiona sobre el entorno de nube previsto para los próximos 1 a 3 años: más de un tercio (38%) de las organizaciones espera tener un entorno de nube pública/híbrida con centros de datos locales.

Además, el 30% espera utilizar una versión desconectada o la entidad legal local de un hiperescalador, mientras que el 11% planea trabajar exclusivamente con proveedores de nube basados en la misma jurisdicción legal.

Casi la mitad (48%) de las organizaciones del sector público ya están considerando la soberanía de la nube como parte de su estrategia de nube o planean incluirla en los próximos 12 meses. Están ligeramente más motivadas por el cumplimiento de la normativa (76% frente al 70% de las organizaciones privadas) y por garantizar la inmunidad frente al acceso a datos extraterritoriales (69% frente al 64%). Sin embargo, también esperan más beneficios relacionados con los datos de la nube soberana que las organizaciones privadas.

Fomentar la colaboración y los ecosistemas de intercambio de datos

El informe también indica que, al mismo tiempo que satisfacen las mayores preocupaciones normativas y los requisitos de seguridad de los datos, las organizaciones buscan que la soberanía de la nube les permita desbloquear los beneficios de la misma, como una mejor colaboración, un mayor intercambio de datos, una mayor confianza y oportunidades de innovación. El 60% de las organizaciones cree que la soberanía de la nube facilitará el intercambio de datos con socios del ecosistema de confianza, y el 42% de los ejecutivos encuestados cree que un servicio de nube interoperable de confianza puede ayudarles a escalar nuevas tecnologías como el 5G, la inteligencia artificial (IA) y el internet de las cosas (IoT).

«En nuestro entorno actual, la soberanía de la propia cadena de suministro y de las TI se ha convertido en algo verdaderamente estratégico. Para las organizaciones que actualmente aún se resisten a aprovechar las ventajas evidentes de la nube, la soberanía es una forma de llegar a ella», detalla Marc Reinhardt, jefe del Sector Público en Capgemini.

«A la hora de diseñar sus estrategias de nube, las organizaciones no deberían centrarse únicamente en los requisitos de cumplimiento, sino también tener una verdadera «visión empresarial» de sus datos», añade. Al hacerlo, concluye el experto «aprovecharán plenamente los beneficios de la nube soberana, incluyendo la confianza, la colaboración y la innovación, incluso para las áreas de datos más sensibles. Así construirán una ventaja competitiva o un mejor servicio para sus constituyentes».