Big DataLas aseguradoras que dispongan de fuentes de datos no tradicionales y en tiempo real, como la telemática, los wearables y los datos de las redes sociales, podrán satisfacer las crecientes expectativas de los clientes en cuanto a comodidad, asesoramiento personalizado y precios dinámicos, y competir con las insurtech.

Sin embargo, el último informe de Capgemini, ‘The data-powered insurer: Unlocking the data premium at speed and scale’, revela que sólo cuatro de cada diez aseguradoras eran capaces de definir su selección de riesgos y precios basándose en “hechos y datos”. En la actualidad, el 40% utiliza los datos para entrar en nuevos mercados, mientras que el 43% de las aseguradoras utiliza datos en tiempo real para analizar los modelos actuariales y alrededor de un tercio puede utilizar los datos para modelar nuevos riesgos.

Dato equivale a crecimiento rentable

El informe revela que las aseguradoras utilizan los datos para: desarrollar nuevas soluciones, crear servicios de valor añadido para atraer a los clientes, y permitir una visión única del riesgo y su valoración.

Muchas aseguradoras también están realizando inversiones en datos, como algoritmos de riesgo que visualizan los datos con rapidez en el punto de decisión e integran una amplia variedad de fuentes de datos. Alrededor del 43% de las aseguradoras ha modernizado y actualizado sus algoritmos de riesgo en los últimos dos años. Como respuesta, alrededor del 39% de las aseguradoras pudo definir su selección de riesgos y sus precios basados en los hechos y en los datos.

Insurance Data Masters

Las aseguradoras que han sido capaces de dominar esto son las denominadas Insurance Data Masters. El informe detalla que más del 90% de las aseguradoras ha registrado un aumento de las pólizas, una mejora del ratio de cobertura y una mayor puntuación de los promotores de la red, en comparación con sólo la mitad de sus homólogos.

Estas organizaciones muestran tres diferencias clave con el resto: el 92% cuenta con un órgano de gobernanza o mediación centralizado, el 62% tiene colaboraciones con insurtechs y el 97% ha creado interfaces de programación de aplicaciones (APIs) abiertas para permitir que partes externas accedan a sus datos.

“Sólo el 18% de las organizaciones de seguros tienen tanto las capacidades técnicas, como la cultura y las competencias para apoyar los programas impulsados por los datos que obtienen todo el valor del creciente volumen que ellos mimos generan”, señaló Ramana Bhandaru, responsable global de I&D de Servicios Financieros de Capgemini. “Estas organizaciones se denominan ‘Data Masters’ y son considerablemente más cuantiosas que sus homólogas, ya que la mayoría tiene una media de ingresos superior a los 20.000 millones de dólares”.

Las más grandes, las más avanzadas

Además, el 61% de las grandes aseguradoras ha conseguido la adopción generalizada del dato y ha obtenido beneficios de la transformación de sus iniciativas de datos, frente al 16% de las pequeñas aseguradoras. Esto se debe a la escasa inversión de las empresas más pequeñas en la modernización de la tecnología.

Finalmente, el informe destaca que sólo el 41% de las aseguradoras garantiza que sus ejecutivos de datos alinean la estrategia de datos/analítica de la organización con la estrategia general del negocio.

Por ello, para convertirse en una empresa basada en datos, las compañías de seguros deben alinear e invertir en cuatro áreas clave: construir una infraestructura que permita una aplicación rápida derivada de los datos; establecer un modelo operativo adecuado para ampliar los casos de éxito de los seguros basados en datos; fomentar una cultura de datos sólida en toda la organización; y organizar un ecosistema de datos abiertos.