digitalizaciónLa historia ya conocida del sector es que a las grandes compañías de seguros, con su tamaño gigantesco y su tecnología heredada, les resulta muy difícil llevar a cabo una transformación digital para desbloquear todos sus datos y mejorar el servicio al cliente. En los últimos años, las aseguradoras han encontrado una respuesta a este problema asociándose con insurtechs ágiles y conocedoras de la tecnología.

“Personalmente, creo que hay otra opción”, afirma el experto en tecnología de Melbourne Ashish Rajan, responsable de seguridad y cumplimiento de la plataforma de gestión del talento PageUp. “Los bancos ya lo están haciendo al empezar a abrir neobancos”, dijo.

Rajan explicó que cuando los bancos se dieron cuenta de que sus estructuras tradicionales eran bastante rígidas e incapaces de avanzar tan rápido como la nueva ola de bancos online, empezaron a crear mini-empresas dentro de sus propios bancos.

El experto en tecnología dijo que las grandes compañías de seguros, en lugar de asociarse para superar sus desventajas digitales, podrían seguir el ejemplo del sector bancario, según informan desde Lumera. “Tienes la agilidad de una startup y consigues crear productos más rápidos y ágiles y ofrecer más al cliente sin dejar de formar parte de la misma organización”, comentó.

¿Qué es una neoaseguradora?

Se trata de una definición matizada de los neobancos y las neoaseguradoras. Hasta ahora, los autores que utilizan la palabra neoaseguradora suelen emplearla indistintamente con la palabra insurtech. Muchos estarían de acuerdo con esta interpretación del término en 2019:

Según Paul Morgenthaler, socio de CommerzVentures: “Defino a las neoaseguradoras como empresas que ofrecen productos de seguros totalmente digitalizados a consumidores o empresas, exclusivamente a través de canales digitales, con prestación de servicios digitales de extremo a extremo”. Como ejemplo de neoaseguradoras mencionó a la estadounidense Lemonade y a la alemana Getsafe. “Estas empresas se ajustan a la etiqueta de insurtech con la misma facilidad”, indicó.

El ejemplo de los neobancos

Sin embargo, al definir a las neoaseguradoras y a los neobancos como entidades dentro de otras más grandes, Rajan podría estar redefiniendo y dando un nombre a una tendencia del sector financiero que es relativamente nueva en Australia. Dijo que un buen ejemplo de un neobanco es el banco online con sede en Melbourne llamado Up, también conocido como Up Banking, que fue creado por Bendigo & Adelaide Bank en 2018.

“Nuestro sector bancario ya ha empezado a darse cuenta de que hay un hueco aquí porque quieren ser rápidos, pero no son capaces de lanzar productos rápidamente debido a su estructura”, señaló. En lugar de una asociación con una entidad separada como una insurtech, Rajan dijo que este modelo alternativo para la industria de seguros los vería establecer bolsas de mini start-ups dentro de sus propias organizaciones.

“Todo lo que necesita un espacio menos rígido y no necesita estar tan regulado puede ser entregado a las startups y luego pueden interrumpir la industria desde esa perspectiva”, manifestó el experto, que añadió que ya hay numerosos ejemplos de neobancos en Estados Unidos y Reino Unido.

“Esos bancos reconocieron que había que cambiar algo porque tenían la tecnología, pero la estructura también tarda en cambiar”, concretó. “La creación de neobancos fue una respuesta para mantener su ventaja competitiva mientras se llevaban a cabo los viajes digitales en toda la empresa. Y han sido capaces de hacerlo”, afirmó Rajan.

“Las aseguradoras no pueden construir todo por sí mismas”

Sin embargo, en la reciente InsurTech Summit de Sídney, las asociaciones entre aseguradoras e insurtechs se vieron como una tendencia creciente: “El tema va a ser Crear valor: impulsar el crecimiento a través de las asociaciones”, dijo el CEO de Kanopi Cover, Nigel Fellowes-Freeman, refiriéndose al almuerzo VIP que su empresa patrocinó. A su juicio, este cambio de mentalidad de las compañías de seguros, que han pasado de considerar a las insurtechs como competencia a verlas como socios, “está ya bien establecido”.

«Ese cambio se ha producido y se está produciendo en los consejos de administración de todas estas compañías de seguros», dijo, a lo que añadió que “las aseguradoras entienden que no pueden construir todo por sí mismas”. “Su mentalidad es comprar, construir o asociarse, y esa asociación es una parte realmente importante de su juego estratégico”, manifestó.

Asimismo, declaró que el sector de los seguros está entrando en una nueva fase de colaboración y que espera que los productos paramétricos sean un área de seguros en la que las asociaciones entre aseguradoras e insurtech puedan prosperar. “Creo que algunas de las últimas tecnologías heredadas dentro de las aseguradoras tendrán dificultades para suscribir ese negocio porque no tienen la tecnología para poder suscribirlo, por lo que probablemente buscarán asociarse para ofrecer esos nuevos tipos de productos”, concluyó.