coface

Cuando tenemos una página web para analizar, lo primero que hacemos es, además de darle un primer vistazo por encima, mirar desde cuándo está creada la página y qué tal están sus entrañas diseñadas: posicionamiento, SEO, javascripts… Sin embargo, en esta web hemos podido obtener muy poca información, buscamos a quién pertenece el dominio, o desde que año está creado el mismo y en todas partes nos dice que esa información no existe. Es curioso y creemos que en el fondo es perjudicial para su posicionamiento.

Por otro lado, el diseño es sencillo, sin complicaciones y sin alardes, es puramente información y nada más.

Tiene todo lo que puedes pedir a una web corporativa: información completa, claridad, un glosario, quiénes somos,  usabilidad y datos de contacto muy fáciles de encontrar (aunque se echa en falta un formulario de contacto).

Es una página muy completa, pero tiene un defecto para nuestro gusto muy importante: aburrida. No enamora.

Dado que se trata de un nuevo proyecto empresarial, una agencia de suscripción autorizada a operar en España a comienzos de noviembre, estamos convencidos de que se trata casi de una beta que mejorará con el tiempo.