dron_siluetaLa adopción de tecnologías de vanguardia ha revolucionado el proceso de reconstrucción de accidentes, haciéndolo más rápido y preciso. Organizaciones como Cesvimap, el centro de I+D de Mapfre, están a la vanguardia en este campo, proponiendo mejoras en el análisis de accidentes que contribuyen a la seguridad vial y sugiriendo aspectos de diseño a los fabricantes de vehículos para reducir el número de accidentes en el futuro.

Esto resulta fundamental para determinar las causas y responsabilidades de los accidentes de tráfico que, según los últimos datos, en España alcanzaron una cifra devastadora en 2023: 1.145 vidas perdidas y casi 5.000 personas hospitalizadas. Ante estos sucesos, Mapfre ha publicado un artículo en su web donde destaca la importancia de un exhaustivo análisis que esclarezca el suceso y, en este contexto, la tecnología emerge como una poderosa aliada para su reconstrucción precisa.

Tradicionalmente, la recopilación de datos tras un accidente de tráfico ha sido crucial para el análisis detallado del incidente. Sin embargo, con la adopción de nuevas tecnologías, como drones y sistemas de fotogrametría, se ha facilitado enormemente la obtención de imágenes y vídeos detallados del lugar del accidente. Estos recursos, junto con testimonios de testigos e informes oficiales, forman la base para una reconstrucción precisa de los hechos.

La precisión en la reconstrucción de accidentes no solo es vital para esclarecer cómo ocurrieron los eventos, sino también para mejorar los sistemas de asistencia al conductor y otros aspectos de seguridad vehicular. Además, las compañías de seguros dependen de esta información para gestionar compensaciones de manera justa y eficiente.

Las innovaciones tecnológicas como la fotogrametría y la tecnología LiDAR han transformado el proceso de reconstrucción. Ahora, es posible crear modelos tridimensionales exactos del escenario del accidente, proporcionando una representación detallada que facilita un análisis exhaustivo y una asignación precisa de responsabilidades.

La integración de tecnologías avanzadas con imágenes aéreas obtenidas mediante drones ofrece una visión holística de los eventos, mejorando la precisión en la determinación de causas y responsabilidades. Esto no solo agiliza la reconstrucción del accidente, sino que también contribuye a la prevención de futuros siniestros al proporcionar datos clave para mejorar la seguridad vial.