robot_dinero_huchaInstituto Santalucía publica la revisión del libro Pensiones del Futuro, en la que expone al lector la situación actual del sistema de pensiones, incluyendo las últimas reformas planteadas por el Gobierno.

En España, según datos que se analizan en la obra, el número de pensionistas alcanzó el pasado año los 10,9 millones, frente a un número de ocupados de 20,5 millones, más de la mitad. El peso de la población mayor de 67 años aumentará previsiblemente de casi el 18% actual al 28% en 2050; es decir, 30 de cada 100 personas en España.

En este contexto y en un el mundo tecnológicamente transformado, la revisión del libro ahonda en si los sistemas públicos de pensiones seguirán siendo sostenibles y si los avances tecnológicos podrían contribuir a financiar las pensiones. También se plantea la cuestión de si debería considerarse una renta básica universal como un mecanismo de redistribución de las ganancias de productividad asociadas a esta revolución tecnológica.

“La realidad es que la situación de la demografía en España es cada vez más complicada. Perdemos población, estamos envejeciendo a un ritmo muy rápido, y las nuevas tecnologías y la robotización están desafiando la sostenibilidad de los sistemas de pensiones en España”, declara José Manuel Jiménez Rodríguez, director del Instituto Santalucía. “A medida que la demografía cambia y la tecnología avanza, es esencial repensar la naturaleza de los gastos y la financiación de las pensiones”, añade.