carrera digitalCon el surgimiento de los nuevo avances tecnológicos, las insurtechs han logrado desarrollar soluciones innovadoras para responder a un nuevo consumidor mucho más exigente, capaz de comparar muchas ofertas a la vez y elegir aquella que le ofrezca la mejor experiencia de compra. Las insurtech son aseguradoras que ofrecen productos y servicios basados en la tecnología. Según Allied Market Research, se espera que el mercado global de insurtech supere los 155.000 millones de dólares, con una tasa de crecimiento anual compuesto de un 32% desde 2021 a 2032[1].

Este panorama de la industria de seguros en constante evolución empuja a los directores en Tecnología, conocidos como CTO, a prepararse para nuevos retos relacionados con el cumplimiento, la innovación y la ciberseguridad.

Presentamos las top 3 recomendaciones que los CTO deben tener en cuenta para alcanzar el éxito:

  1. Las políticas de datos y cumplimiento importan, y mucho

El surgimiento de nuevas herramientas online para obtener datos de los usuarios ha hecho que los gobiernos locales se preocupen por cómo proteger la identidad de sus ciudadanos. Esto les ha animado a probar nuevas regulaciones y actualizarlas para adaptarse a los rápidos cambios tecnológicos. El seguimiento constante de las distintas legislaciones sobre los datos personales ayuda a las empresas a tomar acciones correctivas en sincronía con los cambios de política emitidos por los reguladores.

En la Unión Europea por ejemplo, el RGPD, Reglamento General de Protección de Datos, es el marco legal que marca las pautas para la protección de datos y privacidad en la región. El RGPD regula cualquier negocio que procese datos personales por sistemas automáticos o manuales.

Al recopilar y procesar los datos privados de un cliente, los CTO deben asegurarse de que el sistema usado por la empresa no infrinja ninguna ley local. Esto puede ser una molestia, especialmente cuando la compañía está radicada en diferentes regiones. De este modo, el usar metadatos que contengan información no personal podría ahorrarles a las insurtech mucho dinero (de multas futuras) y tiempo en investigar y monitorear la legislación de cada país, y ayudar a prevenir futuras demandas causadas por cualquier error humano.

Las insurtech que tomen medidas proactivas para cumplir con las leyes locales de seguridad y privacidad de datos estarán mejor posicionadas para construir mayor transparencia, mitigar el riesgo de filtraciones, y, así, generar mayor confianza.

  1. Innova… pero siempre planea con anticipación

Las soluciones propuestas por la industria son relevantes en la medida que estén en sintonía con las últimas y mejores tecnologías disponibles. Ya sea que sean innovaciones con IA, aprendizaje automático o cualquier otro modelo de analítica avanzada, necesitan realizar  pruebas de rutina para poder alcanzar el éxito. Esto hace que las insurtech deban mantenerse actualizadas, a través de la mejoría continua de su producto.

Sin embargo, las largas colas de IT son una de las principales razones que causan retrasos en los lanzamientos de productos y en las nuevas implementaciones de software. La lista de las implementaciones o desarrollos que los departamentos IT deben recorrer antes de trabajar en una nueva integración puede ser engorrosa y cara. De esta manera, los CTO deben ser conscientes de la importancia de la planificación y priorización. Por ejemplo, en lugar de construir todo internamente desde cero, el buscar integraciones externas probablemente podría ayudar a alcanzar los objetivos más rápido. El mismo viejo dilema, comprar versus construir.

  1. No subestimes la ciberseguridad de tu empresa

El sector de seguros es una industria muy tentadora para los hackers, sobre todo de ataques ransomware, que implica el robo de datos. Por ejemplo, durante marzo de 2021 CNA Financial, una de las aseguradoras más grandes en USA, pagó un rescate de 40 millones de dólares para recuperar sus datos luego de un ataque de ransomware.[2]

Si bien la prevención del fraude es sin duda la necesidad del momento, los CTO saben que un mecanismo de detección de fraude demasiado agresivo puede dañar las experiencias de los clientes provocando que el sistema de onboarding se vuelva más lento y complejo o peor, marcando a los buenos consumidores como estafadores o sospechosos.

Las empresas financieras necesitan una prevención del fraude más inteligente que sea en tiempo real, precisa y rápida. Por lo tanto, se están volcando cada vez más hacia la inteligencia artificial y a las soluciones basadas en aprendizaje automático que permiten detectar fraudes y operaciones sospechosas, en tiempo real, escaneando a través de volúmenes masivos de datos externos e internos. Además, a medida que los consumidores dejan cada vez más su huella digital en el entorno de la telefonía móvil, los metadatos de los teléfonos inteligentes se han convertido en una herramienta poderosa para conocer mejor al cliente y detectar el fraude.

El cambio es intrínseco en este mundo digital, por lo que los CTO deben encontrar la mejor manera de adaptarse a ellos. Los proveedores externos pueden ser grandes aliados a la hora de desarrollar nuevos productos que combinen la tecnología de punta, protejan la privacidad de las personas y cumplan con las normas y regulaciones locales, sin afectar la experiencia del usuario.


[1] https://www.alliedmarketresearch.com/insurtech-market-A12373

[2]https://information.rapid7.com/rs/411-NAK-970/images/2022-Insurance-Industry-Cyber-Threat-Landscape-IntSights.pdf


Sobre el autor del contenido

Credolab Michele TucciMichele Tucci es director general y de Estrategia de credolab Américas.

Antes de incorporarse a credolab en 2018 como director de Productos y Marketing, ha trabajado en consultoría internacional, gestión de productos y desarrollo de negocios para Capital One, MasterCard, Intesa, Sanpaolo y Telecom Móvil Italia.