ecosistema fintechLas fintech han experimentado un crecimiento significativo en Europa, liderando la innovación digital en el sector financiero. De hecho, según un informe de Fintech Global Vision, esta región cuenta con el mayor número de organizaciones de este tipo, con un total de 10.549, lo que representa un tercio de las existentes en todo el mundo. España, por su parte, es el tercer país más importante de la región, con 977.

A pesar de su éxito, el sector fintech enfrenta desafíos como regulaciones estrictas, que exigen elevados niveles de inversión y dificulta su expansión internacional; la rápida subida de los tipos de interés, que pueden afectar a la solvencia y rentabilidad de este tipo de startups, poniéndolas en riesgo ante las fluctuaciones del mercado financiero; y el acceso limitado a la financiación, que en el primer semestre del año se redujo hasta en un 75%, lo que también dificulta el desarrollo de estos actores.

Sin embargo, las fintech siguen creciendo y desempeñando un papel clave en la transformación digital del sector, ofreciendo servicios eficientes, seguros y rápidos a particulares y empresas. Su carácter innovador y su contribución al crecimiento económico y la creación de empleo hacen que su futuro sea prometedor tanto en Europa como a nivel global.

“Más allá de su impacto en el sector tecnológico, las fintech contribuyen al crecimiento económico y a la creación de empleo en Europa. Estas empresas atraen inversiones, generan nuevas organizaciones y crean muchos nuevos puestos de trabajo”, indica Karim Jouini, CEO de Expensya. Según un informe de la consultora británica Robert Walters, durante el primer trimestre de 2022 el sector fintech registró un aumento del 182% en materia de creación de empleo en todo el mundo.