Ataques de ransomware desenfrenados, las tarifas más altas (rates) y los cambios en la regulación, estas son los tres factores clave están impulsando el mercado de los seguros cibernéticos.

Así lo revela Howden en su informe sobre el panorama de los riesgos cibernéticos Cyber Insurance: A Hard Reset. En el estudio destaca que la principal amenaza cibernética a la que se enfrentan todas las empresas es el rasomware: El número de este tipo de ataques en todo el mundo aumentó un 170% entre el primer trimestre de 2019 al cuarto trimestre del 2020. No solo esto, sino que la gravedad de los incidentes ha crecido enormemente.

Además, en el caso de las empresas estadounidenses que decidieron pagar un rescate en el primer trimestre de 2021, el coste medio aumentó en más de un 400% en comparación con 2019.

Es más, señala el bróker, un 32% de las empresas que pagó un rescate en 2020 se vio obligada a realizar desembolsos adicionales para recibir sus datos, mientras que un 8% no los obtuvo jamás. En definitiva, un 40% de las compañías que negociaron con los ciberdelincuentes fue engañada y obligada a pagar más de lo inicialmente establecido o no recibió nunca su información, nueve puntos porcentuales más que el 31% de 2019.

Manuel Pérez, director de Ciberriesgos de Howden Iberia, comentó: «La situación actual en la transferencia del ciberriesgo es complicada – los ataques se han disparado, existe una amenaza sistémica constante y, en consecuencia, la demanda de seguros por parte de los clientes se ha multiplicado. En lo que respecta a la oferta, los reaseguradores se están enfocando en ramos menos deficitarios mientras los aseguradores se centran en estabilizar sus carteras, lo que hace que las barreras de entrada a nuevos asegurados sean cada vez mayores”.

Crecimiento del ciberseguro

El ciberseguro ha sido hasta hace poco un negocio lucrativo para las (re)aseguradoras, y el mercado ha crecido sustancialmente en los últimos cinco años. La prima bruta emitida (GWP) se ha duplicado con creces desde 2016 (creciendo a una CAGR del 22%), superando significativamente al sector comercial más amplio de P&C. Se prevé un ritmo de expansión similar para el mercado cibernético mundial en los próximos años (con una CAGR del 23%), lo que haría que el GWP se acercara a los 20.000 millones de dólares en 2025.

En definitiva, el aumento del riesgo cibernético, está dando un fuerte impulso al mercado de los ciberseguros. Ninguna otra línea de negocio tiene un panorama de riesgos tan fluido, por un lado, y un potencial de crecimiento tan grande, por otro. Estas tensiones se manifiestan actualmente en el mercado, con un aumento de la demanda de cobertura cibernética específica en un momento en que la oferta del mercado está disminuyendo.

Sin embargo, añade el informe: el grado de progresión hasta la fecha apunta a un mercado cibernético que se está adaptando y respondiendo a las megatendencias que están poniendo en primer plano la tecnología y la digitalización. El sector de los seguros está innovando y desarrollando soluciones para las necesidades cambiantes de los clientes, al tiempo que resuelve los siniestros de forma rápida y coherente.