ciberataque

El último informe realizado por AIG sobre siniestros de cibernéticos en Europa muestra que más de un cuarto (26%) de los eventos recibidos en 2017 señalaban el ransomware como la causa principal de la pérdida. Por detrás se sitúan los siniestros por violación de seguridad de datos por parte de hackers (12%), los fallos de seguridad/acceso no autorizado (11%) y el fraude de suplantación de identidad (9%).

La aseguradora destaca en 2017 hubo tantas notificaciones de siniestros de ciberriesgos como en los cuatro años anteriores juntos, lo que equivalente a uno por día laborable. Asimismo, detalla que, si bien la proporción de reclamaciones causadas por negligencia de los empleados se redujo marginalmente al 7% en 2017, el error humano sigue siendo un factor significativo en la mayoría de los siniestros de cíber.

El estudio demuestra que también que ningún sector es inmune a los ciberataques. En 2017, los asegurados de ocho sectores que anteriormente no figuraban en las estadísticas de siniestros de ciberriesgos de AIG realizaron notificaciones de siniestros.

Notificaciones de una gama cada vez más amplia de sectores

Los servicios profesionales y financieros encabezaron la lista, con un aumento en servicios profesionales de su proporción en el total de siniestros (hasta el 18% frente al 6% en 2013-2016). En comercio minoristas, este porcentaje está en el 12%, por el 10% de tanto en servicios empresariales y en fabricación.

“Se trata de una tendencia constante, en virtud de la cual cada año un mayor número de notificaciones proceden de una gama cada vez más amplia de sectores industriales y no sólo de los tradicionalmente asociados al riesgo cibernético. Esto se ve reflejado en los recientes ataques de ransomware que han sido indiscriminados con respecto a la industria a la que atacaron», comenta Mark Camillo, director de cíber para EMEA de AIG.

“Una buena protección cibernética, combinada con el seguro de ciberriesgos, puede desempeñar un papel importante en la mitigación de las consecuencias financieras potencialmente nefastas”, añade el directivo.