seguros de drones

De acuerdo con la encuesta trimestral de GlobalData sobre Tendencias Tecnológicas, el 35% de las empresas de la industria aseguradora están invirtiendo en la tecnología de los drones. Sin embargo, una mayor proporción de las empresas (68%) esperan que la tecnología tenga una influencia perturbadora en el sector.

Con el Coronavirus se espera que desplieguen más que nunca los beneficios que esta tecnología puede aportar al sector, revela el análisis.

«Los drones son particularmente útiles para inspeccionar infraestructuras a gran escala y de difícil acceso, así como grandes extensiones de terreno. La propuesta de valor de los drones se ha centrado en la velocidad y la seguridad que ofrecen en los ajustes de pérdidas, lo que en última instancia ha dado lugar a eficiencias operacionales y ahorros de costos», explica Beatriz Benito, Analista Senior de Seguros de GlobalData.

Beneficios frente al cambio climático

Las evaluaciones sobre el terreno son mucho menos viables en la era de Covid-19 por el distanciamiento social y las medidas de cuarentena. Por ello, «mantener el contacto humano al mínimo no sólo se ha convertido en algo importante, sino que a veces es estrictamente necesario», afirma. Esto se traduce en que los cierres o algunas partes (como ajustadores de pérdidas, tramitadores de reclamaciones o titulares de pólizas) se autoaislan. Dado estas situaciones, ya no es posible caminar por una propiedad dañada con un asegurado, recuerda la consultora.

La tecnología de los drones se generalizará en los seguros a medida que los desastres naturales afecten a diferentes geografías. El cambio climático ha empeorado las condiciones climáticas extremas como los huracanes, las inundaciones y los tsunamis, así como los desastres naturales no climáticos como terremotos, volcanes e incendios forestales. Después de un desastre, ejemplifica la consultora, las aseguradoras de viviendas podrán utilizar drones para inspeccionar las propiedades, mientras mantienen la distancia social.

«En un momento en que muchas aseguradoras han sido muy afectadas por la pandemia, es probable que esta tecnología que tiene el potencial de aportar ahorros operacionales atraiga a la industria. Por otra parte, los clientes se beneficiarán de una tramitación más rápida de reclamaciones y pagos», concluye Benito.