Presentación Calculadora BaremoLa actualización de los principios, conceptos y cuantías pagaderas a las víctimas de los siniestros de circulación, que ha supuesto la aprobación de la Ley 35/2015, ha influido en  que el sector asegurador haya diseñado una herramienta informática que permitirá, a cualquier persona, conocer qué indemnización le corresponde recibir a una víctima de un accidente de tráfico en función de las lesiones o perjuicios sufrido.

Tanto la ley como las nuevas indemnizaciones han entrado en vigor con el nuevo año. Pocos días antes era presentada la nueva herramienta web para calcular las indemnizaciones correspondientes.

Para desarrollar la aplicación se ha contado con un comité asesor independiente, integrado  por académicos expertos en responsabilidad civil, representantes de las víctimas de accidentes de tráfico, interlocutores de la Administración Pública, técnicos de TIREA, así como personal de las aseguradoras y de la propia UNESPA.

Con la puesta en marcha de la calculadora se espera que los afectados por un accidente de tráfico puedan saber, de forma sencilla y rápida, qué cuantías deben recibir en función de la gravedad de sus lesiones o por su vinculación con un fallecido. El Baremo de Automóviles –se dijo- es una herramienta equitativa y flexible que se adapta a las circunstancias particulares de cada víctima. La calculadora del baremo traduce a euros las disposiciones que fija la normativa que regula la indemnización de los perjuicios que sufren las personas por los siniestros de circulación.

Pantallazo Calculadora Baremo

La calculadora está operativa para ordenadores personales y, próximamente, está previsto que también lo esté para tabletas y móviles. En PC opera con los sistemas operativos Windows, Mac OS, Linux y Chrome. En el caso de los dispositivos móviles es compatible con iOS y Android.

En palabras de Rafael Catalá, se trata de “una buena noticia que ha constituido uno de los objetivos del Ministerio de Justicia”, pues, entre otros muchos aspectos beneficiosos, tiene también interés porque se espera que “reduzca la litigiosidad, al permitir lograr  acuerdos sin llegar a tribunales”.