tecera edad“En general, hemos de estar atentos a las oportunidades que ofrece la digitalización, un proceso que muestra una gran potencialidad a la hora de cambiar la manera que tenemos de relacionarnos con nuestros clientes y, en general, la forma de desplegar la relación aseguradora”, afirma la presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos, en un artículo en la revista Economía Hispano Alemana.

Como segundo gran reto importante, añade: “Se encuentran las necesidades que, en todas las sociedades, están generando la combinación entre una longevidad cada vez más extendida y la inminente jubilación de los baby boomers”.

Desde el punto de vista de la directiva, “ambos procesos demandarán de la industria aseguradora el desarrollo de nuevas soluciones imaginativas y eficientes, lo que pondrá a prueba, una vez más, nuestra creatividad empresarial”.