coche autónomoEl cambio en la percepción de la movilidad es ya una realidad. Y seguirá en aumento. Aunque solo el 25% de los consumidores preferiría utilizar un vehículo autónomo frente a uno tradicional a 12 meses vista, más de la mitad (52%) preferiría usar un coche autónomo dentro de cinco años (2024). Esto se debe a las grandes ventajas que observan en estos vehículos en términos de consumo eficiente de combustible (73%), la reducción de emisiones (71%) y el ahorro de tiempo (50%). Es más, más de la mitad de los consumidores (56%) pagaría hasta un 20% más por un vehículo autónomo que por uno convencional.

Así lo revela el estudio ‘The Autonomous Car: A Consumer Perspective’ elaborado por el Instituto de Investigación de Capgemini, el cual apunta que las amplias expectativas de los consumidores generan posibles oportunidades de negocio para la creación de todo un ecosistema de nuevos servicios por parte de las compañías automovilísticas, aunque persisten las barreras.

El estudio de la consultora identifica dos grupos que se muestran especialmente propensos a la opción autónoma: los consumidores chinos y los millennials. Sin embargo, pese al aumento de la percepción favorable, el interés y la expectación de los consumidores, siguen existiendo barreras para su adopción. Los consumidores consultados expresan que la compra o uso de un vehículo autónomo estará sujeta, entre otros factores, a la seguridad del vehículo (73%) y a la seguridad de sus sistemas (72%); frente a hackers, por ejemplo.

En este sentido, Capgemini identifica cuatro áreas principales de acción para acelerar el proceso hacia un futuro autónomo y aconseja a los fabricantes invertir en la concepción de nuevos servicios, software y canales de comunicación con el cliente para convertir el concepto de conducción autónoma en una experiencia real para el consumidor.

Visión de los consumidores sobre el papel del coche autónomo en su vida rutinaria

  • Casi la mitad (49%) de los encuestados se sentiría cómodo si un coche de este tipo realizase algunos recados en su lugar;
  • Más de la mitad (54%) confiaría a un vehículo autónomo la tarea de recoger o llevar a casa a amigos o familiares que no conduzcan;
  • Uno de cada dos (50%) espera que los vehículos autónomos les ayude a ganar tiempo para poder realizar actividades sociales, de ocio, de trabajo o simplemente disfrutar del viaje.