informe KPMG

La innovación digital crea un enorme valor, pero también aumenta los riesgos de ciberseguridad. Los ciberataques son inevitables y la pregunta, por tanto, no es si se van a producir o no, sino cuándo.

Según el revela la edición para España del ‘2018 Global CEO Outlook’ de KPMG, el 49% de los CEO mundiales cree que los ciberataques son inevitables. En España, no hay tanta unanimidad: un 32% comparte esta visión, otro 26% no y un 42% se declara neutro.

Contar con una sólida estrategia de ciberseguridad es crítico para mantener la confianza de los stakeholders, según dice el 78% de los CEO españoles (55% globales). Además, el 44% de los españoles se declara preparado para afrontar un ciberataque.

A nivel de sectores, infraestructuras es uno de los mejor preparados debido al incremento de ciberataques a los sectores estratégicos.

El 32% de los CEO españoles siente que la protección de los datos de clientes es una de sus principales responsabilidades

Un dato revelador del informe es que solo el 32% de los CEO españoles siente que la protección de los datos de clientes es una de sus principales responsabilidades.

Disrupción tecnológica, una oportunidad

El informe destaca, por otro lado, que prácticamente todos los CEO españoles y globales ven la disrupción tecnológica como una oportunidad más que una amenaza, aunque algo más de la mitad reconoce que deben mejorar la monitorización de la disrupción del mercado. “Los consejeros delegados se ven preparados para liderar el proceso de transformación digital, aunque reconocen que los retornos no llegarán de forma inmediata, sino en un horizonte de 1-3 años”, se indica.

kpmg estudio

El retorno digital no es inmediato

Otras conclusiones de interés del informe:

  • El 56% de los CEO españoles reconoce que debe mejorar la monitorización de la disrupción del mercado.
  • El 72% espera un retorno de las inversiones (ROI) ligadas a la transformación digital en un plazo de 1-3 años.
  • El 68% cree que la robotización (RPA) y la Inteligencia Artificial crearán más empleo del que destruyan en 3 años.