confianzawefox figura como socio fundador del primer kitemark del mundo para la responsabilidad digital. Con el lanzamiento del Sello de Confianza Digital, la insurtech lleva la responsabilidad corporativa al mundo digital y apoya la iniciativa, como uno de los siete socios fundadores, para impulsar la confianza y fomentar la máxima transparencia en el sector de los seguros, en una época en la que el uso de datos es cada vez más habitual y, de hecho, crucial para garantizar una cobertura competitiva y en “tiempo real”.

El Sello de Confianza Digital (Digital Trust Label), creado en Suiza pensando en la inclusión, se ha diseñado desde la perspectiva del usuario y adopta los conocimientos de una auditoría basada en 35 criterios en cuatro dimensiones: seguridad, protección de datos, fiabilidad e interacción justa (incluida la notificación al usuario sobre el uso de la toma de decisiones automatizada). Su objetivo es indicar la fiabilidad de un servicio digital de forma clara, visual y sin jerga.

El Sello de Confianza Digital permitirá a los consumidores identificar mejor los servicios de confianza, a la vez que dará a las organizaciones la oportunidad de transmitir su credibilidad en un momento en que la transparencia y la responsabilidad digitales son cada vez más importantes.

Confianza en la privacidad de los datos

El fundador y CEO de wefox, Julian Teicke, dijo: «La gente quiere sentirse segura sabiendo que sus datos se utilizan de forma responsable, respetuosa y razonable. El Sello de Confianza Digital establece una relación bidireccional entre nosotros y el cliente, y cuida adecuadamente la información de nuestros clientes. Es la base para generar confianza. También es una oportunidad para que Europa muestre al resto del mundo cómo debe tratarse la privacidad de los datos. Somos el modelo a seguir para la próxima generación de empresas tecnológicas».

Teicke cree que los clientes, en cuestión de tiempo, sólo harán negocios con empresas que les den pleno acceso a su información, y es un firme creyente de que el cliente debe ser dueño de sus datos, creando activamente la tecnología para asegurar que los clientes puedan retener y controlar sus datos, especialmente importante a medida que entramos en la cuarta revolución de los datos, en la que el «Internet de las cosas» será aún más común.

Swiss Re recibe el Sello de Confianza Digital