Hace unos días, WhatsApp confirmaba que 1.000 millones de personas usan esta aplicación de mensajería cada día. Unos usuarios que se intercambian diariamente 55.000 millones de mensajes, 4.500 millones de fotos y 1.000 millones de vídeos.

Con estos datos, no es de extrañar que esta aplicación, disponible ya en 60 idiomas, haya sido incorporada a las empresas como un canal más de atención al cliente y que paralelamente WhatsApp haya trabajado por dar consistencia y seguridad a la herramienta, con la introducción de un sistema de cifrado de extremo a extremo y facilitando el envío de archivos en varios formatos.

Ahora está trabajando para permitir la verificación de los perfiles de empresa (particularmente a las pymes), según ha adelantado la web WABetaInfo. Las cuentas verificadas aparecerían con una pequeña insignia de color verde, que informaría de que nos encontramos ante un perfil profesional, lo que evitaría problemas de suplantación de personalidad y posibles fraudes.

Los detalles del contacto se guardarían en el servidor de WhatsApp. La propia aplicación incluiría una ficha informativa sobre la empresa (dirección, teléfono, sitio web, email…) y el usuario tendría capacidad para silenciar el chat con esa cuenta verificada.